Redacción

Es una tradición que el piloto asturiano Fernando Alonso lleve grabado en todos sus cascos algún símbolo relacionado con Asturias, ya sea la bandera, los colores azul y amarillo, o la Cruz de la Victoria. En esta ocasión, el ovetense ha ido un paso más allá y ha decidido tatuarse en la zona interior de su muñeca este último símbolo, la cruz latina que aparece como único elemento en la bandera asturiana.

De nuevo Alonso ha optado por ponerse en manos de su tatuador de confianza, el avilesino Juan Manuel García Fernández, más conocido como Xuama, que ya se encargó de plasmar con tinta en la espalda del piloto en 2012 un gran samurái con una katana. «Un samurái no tiene fuerza sólo en los músculos. Inteligencia y fuerza de voluntad es donde posee la energía suficiente para realizarlo todo», explicaba el ovetense cuando dio a conocer este gran e impactante diseño.

Pero Alonso y García han trabajado juntos para proyectos más allá de la piel del piloto, y es que el tatuador avilesino también se encargó de diseñar el casco que Fernando Alonso lució en el Gran Premio de Mónaco, también en 2012, junto con R. Morán, quien suele crear arte en los cascos del asturiano. En dicho diseño, se plasmaban las victorias que el ovetense había logrado hasta el momento en GP y también se podían apreciar algunas referencias a la actividad lúdica del pequeño país, encontrando elementos como una ficha de casino con, precisamente, la cruz de la victoria en el centro sobre un fondo azul. También en su parte trasera se podía apreciar la palabra «Mónaco», junto con la frase «Bet on RED», (apuéstalo al rojo), en referencia al equipo del asturiano, que en ese momento era Ferrari

Para 2013 el tatuador también formó parte del equipo diseñador del casco del GP de Mónaco, en esta ocasión encajando sus victorias en grandes premios como piezas de puzles, y en la parte superior un mapamundi que también seguía la línea de rompecabezas que se observa en todo el conjunto. En esta ocasión, como en la anterior, el blanco y el dorado predominan en el conjunto

Parece que el estudio que regenta el García en Avilés, Xuama Tattoo, se ha convertido en el lugar de confianza del piloto asturiano, que hasta el momento ha confiado en él para los dos tatuajes que tiene. «Como siempre, un honor amigo. Nos vemos pronto», comentaba el tatuador en las redes sociales, donde ambos han dejado constancia de su encuentro. El piloto también quiso compartir con sus seguidores una imagen de su visita al estudio junto con el texto: «¡Empezando la semana a tope! ¡Qué bueno verte amigo y ponerme en tus manos otra vez! The Best ??», pero aún no ha compartido cuál ha sido el resultado final.

Comentarios

Fernando Alonso plasma en su piel su pasión por Asturias