Kiko Rivera pone a Isabel Pantoja contra las cuerdas: «Me han robado a sabiendas»

Martín Bastos

VIRAL

El hijo de Paquirri, con los papeles en la mano, acusa a su madre de hipotecar su herencia desde los dos años

14 nov 2020 . Actualizado a las 23:19 h.

No hay marcha atrás. Las afirmaciones que Kiko Rivera realizó en la noche del viernes en el programa especial Cantora: la herencia envenenada, de Telecinco, demostraron que la relación entre Isabel Pantoja y su hijo quedará marcada para siempre por el descubrimiento de los entresijos de la herencia de Paquirri y los presuntos tejemanejes que, según su hijo, ha realizado la cantante a lo largo de 36 años. Una investigación que Rivera llevó a cabo con sus abogados y que expuso con detalle en el programa, según informa Europa Press, ha hecho saltar por los aires la fe ciega que este tenía en su madre.

«Me han engañado. Me han robado, me han robado a sabiendas que me estaban robando», empezó diciendo Kiko Rivera en su entrada al plató poniendo a Isabel Pantoja contra las cuerdas: «No la voy a poder perdonar, definitivamente. Pase lo que pase no la voy a poder perdonar, pero sí la echo de menos, es mi madre, pero a día de hoy no tengo fuerzas. No me puede dar explicación lógica de esto, no existe. Esto que está aquí es de una persona que está cegada por el dinero. Yo confiaba en mi madre, me he fiado de mi madre al cien por cien. Yo creo he tenido el complejo de Edipo, lo he tenido. Mi madre para mí ha sido lo más grande y todo lo que me ha dicho ha ido a misa y de repente te pegas una hostia, tan grande, y dices 'no puedo asimilar lo que estoy leyendo'», aseguró.

El hijo de Paquirri asegura que lo que espera de Pantoja es que reconozca lo que ha hecho con su patrimonio: «Lo único que puede hacer mi madre es que se pare públicamente, diciéndome que se va a sentar delante de mí, con mis abogados, a explicarme esto. Entonces esto se para públicamente, pero el problema interno va a seguir siempre, no tiene solución, esto no tiene perdón de Dios».

Sobre si Isabel Pantoja no fue consciente del problema que su hijo tenía con las drogas, el dj contestó: «Muy torpe tenía que ser, si conoces a tu hijo tienes que saberlo, yo creo que ella sí lo sabía. Que mi madre ha hecho un paripé hasta con eso, pregúntele cómo se llama mi médico, a ver si lo sabe. A ver si sabe a cuántas consultas he ido. Lo sabe mi mujer, esa a la que mi madre dicen que critica, ya por eso no te perdono, pero con esto [dijo, en referencia a los papeles] lo remataste».

Kiko también se pronunció sobre su nula relación con su abuelo Antonio Rivera: «Es una sensación muy extraña porque mi madre no me ha prohibido ver a mi abuelo, pero es lo mismo prohibirte que decirte ''mira lo que ha dicho este señor de ti, es que este señor mira, mira, mira y mira'' y ''mamá, pobrecita''. Soy una máquina que desde pequeñito; me han enseñado que son malos y de repente te das cuenta de que esos no son tan malos».

También aseguró que si el conflicto por la herencia no resuelve en privado, puede acabar en los juzgados: «Yo tengo el dolor de un hijo al que su madre le ha engañado y que sea donde sea me tiene que dar explicaciones; si es en casa, mejor, pero ya veremos dónde. No quiero llevarla ante un juez, si no tengo más remedio. Depende de ella, no de mí, yo voy a seguir buscando».

Kiko Rivera también llamó «sinvergüenza» a Ramón Calderón, el abogado de su madre. «Que llame si se atreve, tan valiente que eres de llamar a los programas de televisión y de mandar un comunicado a ¡Hola! Con esto que tengo yo aquí me lo vas a tener que explicar en un juzgado, porque eres uno de los implicados en toda esta trama, porque esto es una trama», afirmó.

La llamada de Fran Rivera

En medio de un ambiente descorazonador, el torero Fran Rivera llamó al programa con la voz entrecortada por las lágrimas para entrar en directo, completamente roto, y dar todo su apoyo a su hermano. Afirmó: «Solamente decirte hermano que siento muchísimo por lo que estás pasando, porque yo he sufrido mucho, y decirte que estamos contigo, que creo que estás siendo muy valiente. Todo esto nos ha separado durante mucho tiempo y espero que esto se termine. Vas a contar conmigo, por supuesto. Hay mucho más de lo que se ha hablado, hay por desgracia mucho más. Voy a callar por respeto a ti, para que no pases por el sufrimiento por el que hemos pasado Cayetano y yo. Yo sé esto desde hace muchos años, no me estáis contando nada nuevo. Yo esto lo he sufrido en silencio por respeto a mi hermano y es él, el que lo está haciendo, yo creo que papá estaría orgulloso».