El eurocementerio de elefantes

Las candidaturas de los grandes partidos alimentan la imagen de la Eurocámara como refugio cómodo y bien pagado de figuras políticas agotadas a nivel nacional