Al Tíbet de despedida de soltero

FUERON OCHO DÍAS, pero a Alfonso Novo, distinguido entre los mejores fotógrafos de España, le cundieron como años. De la experiencia de altura (¡4.000 metros!) se trajo un álbum de fotos de premio y una historia que no acaba en resaca