Era de justicia

La concesión del Premio Princesa de Asturias a Javi Gómez Noya supone la rendición sin condiciones del Consejo Superior de Deportes después de años de ponerle la proa