Italia pone en jaque la arquitectura comunitaria

La Eurozona teme un descalabro en cadena si el Gobierno transalpino persiste en su hoja de ruta económica; Roma quiere saltarse los objetivos de déficit, aunque Bruselas y los mercados aprietan para evitar el desplante