Lobos grande.El rinocerente abatido vivía con otros dos ejemplares en el zoológico de Thoiry

Asturias, el paraíso de los lobos decapitados

Colectivos conservacionistas advierten del «descrédito de la imagen pública» de Asturias y recuerdan que existen estudios científicos que relacionan las cazas legales con el aumento del furtivismo y de los daños en el ganado