Francisco Conde: «Galicia tiene que ser atractiva para invertir, pero no a cualquier precio».Autobuses de Alsa

«Debería haber un director de felicidad en cada empresa»

África Rodríguez (Santiago, 1984) entró en contacto con el mundo de los bufetes, un universo que, lejos de atraparla, le hizo pensar que tenía que encontrar un sentido a lo que hacía «más allá del dinero». Una «crisis catártica», como ella lo define, desembocó en lo que llevaba años persiguiendo: el hallazgo de su verdadera vocación.