Hospital de Adentro, co escudo de Rodrigo de Luna na fachada

El tamaño de la letra sí importa

Un cliente que adeudaba 1.500 euros en compras con tarjeta «revolving» pidió anular el contrato por ilegible, pero la jueza validó el texto porque superaba los 1,5 milímetros