Ingresó en la cárcel el vegadense acusado de herir a un joven de Ribadeo

La juez de Mondoñedo decretó prisión provisional sin fianza para el detenido tras tomarle declaración ayer La juez de Mondoñedo decretó prisión provisional sin fianza para el vecino de Vegadeo J.M.S.I, de 25 años de edad. Es el presunto autor de las lesiones ocasionadas el sábado de madrugada a un joven de Ribadeo, en una calle del casco urbano. La víctima, de iniciales J.F.V. y 19 años de edad, permanece ingresado en el hospital con una fractura en el temporal derecho y distintas contusiones.

Los clubes de pesca submarina piden un mayor control de la flota de bajura en Cíes

Las asociaciones deportivas critican que en el futuro parque nacional se permita el desarrollo de la pesca artesanal de carácter profesional La aprobación de la proposición de ley que crea el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, que incluye a las Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada, conlleva las prohibiciones de navegar por el interior de sus aguas para barcos privados, la práctica del submarinismo y el amarre o atraque de embarcaciones privadas. Los clubes de pesca submarina se muestran conformes con ello pero reclaman que la flota de bajura, que habitualmente faena en esas aguas, se incluya en estas restricciones. Por su parte, la vocalía del puerto deportivo del Real Club Náutico espera participar en la elaboración del reglamento de navegación.

Una marea sin retorno

Dos jóvenes ribeirenses viajaron a Algeciras en diciembre de 1992 para embarcar y nunca regresaron Todas las pistas se pierden en Algeciras. Fernando Reiriz, de Carreira, y un amigo suyo llamado Luis, de Aguiño, partieron en coche a comienzos de diciembre de 1992 rumbo a este destino. Su intención era embarcarse en un buque pesquero y regresar a casa por Navidad para disfrutar de las fiestas con sus respectivas familias. El vehículo en el que viajaron más de mil kilómetros apareció, como el de María José Arcos, pero los chicos no regresaron jamás. Pese a todo, sus familias mantienen la esperanza.

Un siglo con las escopetas cargadas

La entidad decana de Bergantiños de caza y pesca celebra su centenario con una fiesta a la que acudirán todos los socios El libro de actas está marchito. En él se conserva de forma impecable el manuscrito de fundación de la Sociedad de Caza Venatoria de Bergantiños. Han pasado cien años, pero la entidad sigue tan viva, o más, que el primer día. El nombre se ha ampliado. La pesca y el tiro acompañan a la caza. Muchas anécdotas y peripecias de sus socios, momentos críticos de paralización y otros esplendorosos con presupuestos millonarios y amplios terrenos para la práctica de la actividad. Un siglo después de que Manuel Regueiro Pumpido empezase a gobernar el barco, la Venatoria vive un momento de estabilidad, consolidación y expansión.

Un paseo entre las flores

La caravana de la batalla arrancará del Orzán hacia Riazor a las 10 de la noche Todo está preparado para la gran noche. Una docena de carrozas esperan para recorrer el paseo marítimo en un espectacular despliegue de música y color. Será el día de los más pequeños, que disfrutarán de una singular procesión en la que el único catecismo imperante será el de la diversión. Una hora y media de tránsito por el paseo marítimo conducirá a los integrantes de este desfile a los pies de la gran falla, donde arderán los miedos, las filias y las fobias de los coruñeses.