La pobreza se radicaliza en el Principado

Aumenta el número de asturianos que no puede ni comprarse un ordenador. Uno de cada tres no tiene ahorros para hacer frente a gastos imprevistos o para irse una semana de vacaciones