El empresario noruego Magnus Blikstad, con su familia en la imagen En el recuadro, el rótulo de su calle en Gijón
El empresario noruego Magnus Blikstad, con su familia en la imagen En el recuadro, el rótulo de su calle en Gijón

Magnus Blikstad, el empresario noruego que pagaba el mejor jornal de Gijón

Su nombre entró en 1909 en el callejero de la ciudad,  en la que residió una década estando al frente de una fábrica de maderas de Marqués de San Esteban. «Ha hecho por los obreros lo que no ha hecho ningún burgués español», le agradecieron sus empleados cuando regresó a Noruega

El lagarto ocelado es uno de los animales que se pueden ver en el entorno del río

José Arijón Rama, el emigrante que nunca paró

IN MEMORIAM | «(...) Fue amigo de sus empleados y clientes, sembrando un sentimiento de cariño y reconocimiento, que sumado al amor que hoy en su recuerdo le profesa su familia, hizo de él un hombre muy especial, que partió, pero sigue estando... (...)» | Escribe el periodista Mario Uberti