Obama se abraza con una emigrante de origen mexicano en una visita a Nashville.

El Pequeño Nicolás de Wall Street

Mohammed Islam, que aseguraba en el «New York Magazine» operar en bolsa durante los recreos y haber ganado 72 millones, admite que se lo inventó todo