.

Botas hasta el ombligo

LARGAS COMO UN DÍA SIN PAN. Tanto que puede que te lleguen hasta la cintura. Son el calzado del otoño y están a punto de convertir tus piernas en tamaño XXL. Desde el talón hasta el infinito.