Laura García del Valle

¡No le des paracetamol al gato!

Mismos síntomas, pocas quejas. Es la época más propensa para coger un resfriado. Los cambios de temperatura nos pasan factura, pero no solo a las personas. Nuestras mascotas no están exentas de la carraspera y los mocos, aunque ellos no se lamentan tanto. Si enferman, el tratamiento es distinto: hay que mantener lejos de ellos el paracetamol y la aspirina. Pero para no llegar a este punto, lo mejor es secarlos bien.

Sexo, drogas y violencia, ¿quiénes son los Ángeles del Infierno?

No te voy a ser sincera

¿EXCESO DE VERDADES? Ensalzamos la sinceridad como valor indiscutible a tener en cuenta, pero los expertos advierten que esta supuesta virtud puede denotar un exceso de ego y un egoísmo somero. Morderse la lengua puede ser el gesto más honesto, al menos con uno mismo.