María Vidal Míguez

.
Yes

El móvil ya no se pone en la oreja

¿Y ESTO ES BUENO O MALO? Como diría Pau, «depende». Porque el contexto es fundamental para dar una respuesta. Lo cierto es que es una realidad, y esta imagen cada vez se ve más por la calle y en la tele. Nicole Kidman and company apuestan por esta tendencia. Solo hay que ver «Big Little Lies». Por esto y por algo más.

.

Toca esta madera, que tiene premio

MODA + CINE = DISEÑO DE MOBILIARIO. Esta es la fórmula que han utilizado estos dos gallegos, y que no ha podido dar un mejor resultado. Están nominados, con sus dos piezas estrella, a los premios más importantes de diseño a nivel mundial. Solo hay que ver lo que hace la pasión... a la madera.

.
Yes

Los alumnos más obedientes

MATRÍCULA DE HONOR EN COMPORTAMIENTO Ejecutan todas las órdenes que reciben. Aunque son más sencillas en inglés, solo responden al castellano. Por cierto, el profe dice que los dueños necesitan más clases que los perros. ¡Guau!

.

Tú manda un wasap, que Emilio te cocina

SI CONTESTAS ANTES DE LAS DIEZ DE LA MAÑANA no tendrás que cocinar. Puedes elegir entre cuatro platos caseros a buen precio. Apura que algunos se acaban, como la lasaña. Tienen el récord de repartir 15 kilos de lasaña en solo tres minutos. Y si tienes antojos no te cortes, tú pide...

.
Yes

Si no eres millennial, ¿qué eres?

TRANQUILO, QUE SIN GENERACIÓN NO TE QUEDAS. Los millennials están de moda, pero los Z ya son presente. La cosa no es tan rápida porque se necesita tiempo para ganarse el nombre. Por cierto, ¿cómo se llamarán los siguientes? Ahí están los T (de táctil).

.
Yes

Roberto Leal: «Ha sido una Operación Triunfo también para mí»

Soñó con presentar algo así antes de que se lo propusieran, por eso no dudó en aceptar. Es consciente de que ha sido una gran inversión, aunque en los tres últimos meses apenas haya pisado su casa. Mereció la pena, igual que dejar de ser reportero de las cocinas. Porque entre los kilos, las gafas y los brackets se ha hecho la «cirugía estética del que no tiene dinero».

.

¿Es la ciudad más bonita del mundo?

Caminar por sus calles es un auténtico placer. No solo porque es llana y todo lo que hay que ver (que es mucho) es accesible a pie, sino que es difícil cerrar los ojos. Y si por lo que sea lo haces, da marcha atrás. Lo que te has perdido seguro que merece la pena. El contraste entre la modernidad de sus calles o tiendas y la majestuosidad de sus palazzos hace que sea única.