El nuevo Gobierno de Rajoy: ¿reparto de poder entre Sáenz de Santamaría y Cospedal?

La salida de Fernández Díaz de la cartera de Interior sería el guiño del presidente a la oposición


Madrid / Colpisa

En la Moncloa vaticinan que tras las invocaciones al diálogo en el debate de investidura, la designación de los ministros constituirá el segundo «guiño» de Rajoy a la oposición. La lista de miembros del Ejecutivo tendrá que ser, apuntan en el PP, una declaración de intenciones de un presidente que quiere agotar la legislatura y que necesita del concurso de los partidos. Bajo esta premisa, los populares, que tratan de afinar sus quinielas, apuntan a la salida forzosa del titular de Interior, sobre quien pesa la sospecha de haber intentado buscar casos de corrupción que endosar a los independentistas catalanes. En los corrillos políticos entienden que la continuidad de Jorge Fernández Díaz en el Gobierno sería casi una «afrenta» para el Congreso que le reprobó el pasado día 18 de octubre.

Suena como sustituta, María Dolores de Cospedal. La entrada de la secretaria general del PP en el Gobierno causa tanta polémica como expectación. El partido se afana en colocarla unos días en Interior, otros en Fomento e incluso a quien sugiere con malicia que sería una buena vicepresidenta. Dada su enemistad con Soraya Sáenz de Santamaría y su influencia en Rajoy, su llegada al Gabinete podría suponer un contrapeso en el Ejecutivo

Son muchos los que ven al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, más fuera que dentro. Sus funciones, creen los populares, podrían ser asumidas por el actual jefe de Gabinete del presidente, Jorge Moragas.

El reparto de ministerios depende, en cualquier caso, de la estructura sobre la que el líder del PP quiera construir el Ejecutivo. En el partido no ven descabellado que se pretenda enmendar los errores de comunicación desvinculando Vicepresidencia de Presidencia del Gobierno y Portavocía. Prácticamente nadie duda de que el primer cometido recaerá de nuevo en Sáenz de Santamaría. Y quienes creen que la división podría efectuarse especulan con el actual secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, o incluso Rafael Catalá como portavoces. Al ministro de Justicia se le buscan tantos enclaves, incluido el departamento de Fomento, que en el PP tienen la sensación de que continuará con las mismas funciones que hasta ahora. La mayoría, con salvedades, tampoco pronostica el traslado de los titulares de Agricultura, Isabel García Tejerina, y Educación, Íñigo Méndez de Vigo. Y los populares apuntan tímidamente y con dudas a que también continuarán en sus puestos los ministros de Economía, Luis de Guindos, Hacienda, Cristóbal Montoro, Empleo, Fátima Báñez, y Defensa, Pedro Morenés.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El nuevo Gobierno de Rajoy: ¿reparto de poder entre Sáenz de Santamaría y Cospedal?