Los 100 días de Trump en 20 tuits

Los mensajes del presidente de EE. UU. en la red social desde su investidura ponen en evidencia su espontaneidad, pero también sus grandes contradicciones


Si existe un presidente en el mundo que podamos considerar un auténtico aficionado a la red social Twitter, ese es Donald Trump. Sus polémicos tuits ya eran famosos mundialmente antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y muchos pensaron que el magnate rebajaría el tono de sus mensajes tras su llegada a la Casa Blanca u optaría por tuitear menos. Se equivocaron.

Si bien algunos de sus tuits han sido más descafeinados de lo que nos tenía acostumbrados, Trump continúa incendiando las redes cuando están a punto de cumplirse 100 días de su mandato. Eso sí: sus mensajes ponen de manifiesto sus grandes contradicciones en algunos temas controvertidos.

Estos son algunos de los tuits más destacados de Donald Trump desde el pasado 20 de enero.

«Estados Unidos primero»

El tono nacionalista del discurso de Trump se reafirmó el mismo día de su investidura, el pasado 20 de enero. El ya presidente, cuyo lema de campaña era «hagamos grande a Estados Unidos de nuevo», escribió su primer mensaje en el cargo en el mismo tono patriota: «A partir de este momento, Estados Unidos va a estar primero».

Poco duró la euforia de Trump tras ser investido. Las manifestaciones que se sucedieron contra él en las horas siguientes a la ceremonia de investidura llevaron al republicano a escribir una curiosa reflexión en su cuenta de Twitter que indignó a muchos usuarios: «¿Por qué no votó esa gente?», se preguntó sin disimular un ápice su indignación.

El defensor de Ivanka

Apenas habían pasado unas semanas desde que Trump juró el cargo cuando el rechazo se extendió también a su hija Ivanka y a su firma de ropa. La cadena de tiendas Nordstrom decidió retirar la línea de ropa de su primogénita, aunque alegando que se debía a la escasez de ventas.

El presidente enfureció y salió en defensa de su hija... a través de Twitter. «Mi hija Ivanka ha sido tratada injustamente por Nordstrom. ¡Ella es una gran persona, siempre empujándome a hacer lo correcto! ¡Terrible!», escribió.

Contra los medios de comunicación

Otra de las batallas frecuentes de Donald Trump en su cuenta de la red social es su protesta casi semanal contra los medios de comunicación estadounidenses. Llevaba menos de un mes en la Casa Blanca cuando aseguró que los medios «fake news» (o de noticias falsas) The New York Times, NBC, ABC, CBS, y CNN son «el enemigo del pueblo americano»

The New York Times es uno de los medios a los que el presidente de EE. UU. tiene más frecuentemente en su punto de mira. «Los fracasados de The New York Times lo harían mucho mejor si fueran honestos», tuiteó a finales de marzo a raíz de una información sobre él publicada en el diario.

Cruzada contra el FBI

Uno de los tuits más polémicos del presidente estadounidense tuvo lugar el 24 de febrero, cuando Trump afirmó que «el FBI es totalmente incapaz de detener las 'filtraciones' de seguridad nacional». «Ni siquiera pueden dar con los topos dentro del propio FBI. La información clasificada se está entregando a los medios de comunicación, lo que podría tener un efecto devastador en EE. UU.», señaló.

México y el muro

México y el muro fronterizo que Trump prometió levantar en campaña era uno de los asuntos más peliagudos a abordar. En lugar de cesar sus ataques en Twitter contra el país vecino, que habían sido constantes en los meses anteriores a la investidura, el nuevo presidente de EE. UU. cargó con dureza contra el país centroamericano.

Como resultado, Trump puso en serio peligro las relaciones diplomáticas con México, además de empeorar su relación con su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto, ya que directamente amenazó con «cancelar la reunión» que ambos iban a mantener si el país no estaba «dispuesto a pagar el muro».

«Estados Unidos tiene un déficit comercial de 60.000 millones de dólares con México. Ha sido un acuerdo unilateral desde el comienzo del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), con un gran número de empleos y empresas perdidos», se quejó. Finalmente ambos presidentes rebajaron la tensión con una llamada telefónica.

Pero Trump no se rinde con México. Hace tan solo unos días insistía en que «México pagará, de un modo u otro, el muro fronterizo que tanto necesitamos».

Y, de pronto, Schwarzenegger

Pero no todo ha sido política en el tablón de mensajes del Twitter de Donald Trump. El republicano, que ya era dado a comentar contenidos televisivos antes de ser presidente, llamó la atención por dar su opinión el 4 de marzo sobre un programa en el que participaba el actor -y exgobernador de California- Arnold Schwarzenegger.

A pesar de que ambos son republicanos, está claro que el protagonista de Terminator no le cae muy bien a Trump. «Arnold Schwarzenegger no va a abandonar The Apprentice voluntariamente, fue despedido por sus malos (y patéticos) índices de audiencia, y no por mí. Triste final para un gran programa», escribió, sin piedad, el presidente.

Amenazas a Irán

Recién llegado Trump al despacho oval, Irán llevó a cabo la prueba de un misil balístico, lo que no gustó nada al nuevo presidente de EE. UU. La reacción del republicano fue interpretada como una clara amenaza: «Irán juega con fuego. No se dan cuenta de lo 'amable' que fue el presidente Obama con ellos. ¡Yo no!», advirtió.

En otros tuits, Donald Trump indicó que cuando el país persa estaba «a punto de colapsar», el acuerdo con Estados Unidos le aportó una «línea de vida» de 150.000 millones de dólares.

«No conozco a Putin»

Cuando las especulaciones sobre la relación entre Trump y Putin no hacían más que comenzar, el presidente de EE. UU. se apresuró a dar su versión a través de un tuit en el que, de paso, atacó a su antecesor. «No conozco a Putin, no hay acuerdos con Rusia, y los haters se están volviendo locos. ¡Pero Obama puede hacer un trato con Irán, el número 1 en terror, no hay problema!», indicó en referencia al acuerdo nuclear firmado con Teherán.

A vueltas con la OTAN

El abandono de la OTAN por parte de EE. UU. se perfilaba como una gran posibilidad, ya que Trump había calificado a la organización de «obsoleta» en el pasado y no se había retractado. Sin embargo, cuando llegó al poder cambió de parecer. Eso sí, siguió insistiendo en renegociar las condiciones.

Tras su reunión oficial con Angela Merkel, en la que ambos mandatarios en un principio no se dieron la mano, Trump volvió a la carga en Twitter en un intento -frustrado- por desmentir sus rencillas con la canciller alemana. «A pesar de lo que han dicho las NOTICIAS FALSAS, tuve una GRAN reunión con la canciller alemana Angela Merkel. Sin embargo, Alemania debe grandes sumas de dinero a la OTAN y Estados Unidos debe pagar más por la poderosa y muy costosa defensa que brinda a Alemania».

Más tarde, el 18 de abril, el presidente estadounidense se reunió con el secretario general de la OTAN y confirmó que su idea sobre la alianza militar había cambiado por completo. «Gran reunión con el secretario general de la OTAN. Estamos de acuerdo en la importancia de conseguir que los países paguen su parte justa y se centren en la amenaza del terrorismo», escribió.

Día de la Mujer

Otra de las sonadas contradicciones de Donald Trump tuvo lugar el 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer. Después de las críticas recibidas por un polémico vídeo en el que se refería a las mujeres en un tono poco respetuoso -y por otras frases y actitudes por las que había sido tildado de machista-, Trump no guardó silencio.

«Tengo un tremendo respeto por las mujeres y todos los roles que desempeñan, que son vitales para el tejido de nuestra sociedad y nuestra economía», expresó, para sorpresa de sus seguidores.

«¡Trabajos, trabajos!»

Una de las obsesiones de Trump en las que más se ha reafirmado desde que es presidente es la concentración -y el retorno- de empresas en territorio estadounidense, ya que es un gran detractor de la deslocalización empresarial.

El día que la casa Ford anunció el refuerzo de su apuesta por el país, el presidente de EE. UU. lo celebró así: «Gran anuncio de Ford el de hoy. Una inversión importante que se formalizará con tres plantas de Michigan. ¡Las empresas de automóviles regresan a EE. UU. ¡TRABAJOS! ¡TRABAJOS!».

Los ataques a China

Otro país con el que Trump no había sido en absoluto compasivo es China, al que el magnate había acusado de cosas tan graves como «robar» empleos a Estados Unidos o de haberse «inventado» el cambio climático.

A pocos días de su reunión con el presidente chino, Trump no auguraba nada bueno. Y lo hizo, cómo no, a través de un tuit. «La reunión de la próxima semana con China será muy difícil porque ya no podemos tener déficits comerciales masivos y pérdida de empleos. Las empresas estadounidenses deben estar preparadas para buscar otras alternativas», señaló. 

Sin embargo, la entrada en escena de Corea del Norte y sus amenazas a principios de abril cambió la opinión de Trump hacia el gigante asiático. Aunque sin nuevos afectos. «Corea del Norte está buscando problemas. Si China decide ayudar, sería genial. ¡Si no, solucionaremos el problema sin ellos!», escribió Trump.

«¿Por qué llamaría a China manipulador de divisas cuando están trabajando con nosotros en el problema norcoreano?», señaló días después, cuando entabló nuevas conversaciones con Pekín. «¡Veremos qué sucede!», añadió.

Terrorismo

El reciente ataque terrorista en los Campos Elíseos de París también provocó la reacción del presidente de EE. UU., quien auguró que «tendrá un gran efecto en las elecciones presidenciales». Muchos interpretaron ese mensaje, más que como un aviso, como un deseo, teniendo en cuenta la buena relación entre Donald Trump y la candidata francesa del Frente Nacional Marine Le Pen.

Nuevo acercamiento al TLCAN

La última noticia que ha saltado del Twitter de Trump a los medios de comunicación es su cambio de postura en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés), el cual siempre aseguró que EE. UU. abandonaría. 

«Recibí llamadas del presidente de México y del primer ministro de Canadá pidiendo renegociar el TLCAN en lugar de terminar. Estuve de acuerdo...», informó Trump.

 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los 100 días de Trump en 20 tuits