Víctor Arguinzoniz,  Premio Nacional al mejor jefe de cocina

El jurado destaca que ha convertido las brasas «en instrumento mágico que transforma los productos en platos delicados»


Madrid

Víctor Arguinzoniz, del restaurante «Etxebarri» (Atxondo, Vizcaya), ha sido elegido hoy como el mejor jefe de cocina en los Premios Nacionales de Gastronomía 2016, informó en una nota la Real Academia de Gastronomía, que entregará los galardones en una gala el próximo lunes.

El jurado, que ha ido fallando en los pasados días las diferentes categorías de los premios, ha considerado que la alta cocina se expresa, a veces, «en caminos insólitos» y Arguinzoniz, un cocinero autodidacta que ha convertido las brasas «en instrumento mágico que transforma los productos en platos delicados», «es el mejor ejemplo de ello». «Su evolución culinaria ha ido de la mano de brillantes inventos que ha desarrollado a lo largo de los años» para sacarle el máximo provecho a su «parrilla», con la que ha logrado situarse «entre los cocineros más valorados en todo el mundo», añade el fallo del jurado.

El premio a Arguinzoniz, que recoge el testigo de Eneko Atxa, se suma al de Juan Diego Sandoval como mejor director de sala por el trabajo que realiza con sus hermanos Mario (en cocina) y Rafael (sumiller), en el restaurante madrileño «Coque».

El de mejor sumiller ha sido para Carlos Echapresto, del restaurante familiar «Venta Moncalvillo»; Luis Cepada ha logrado el de mejor labor periodística; la novela de Almudena Villegas «Triclinium» el de mejor publicación y el de mejor publicación periódica en papel ha sido para «Beef» y en edición periódica digital para «Gastroeconomy».

El jurado ha concedido un premio especial a la familia y fundación Vivanco, vinculados al vino de Rioja desde 1915; al fundador y presidente del Grupo Pesquera, Alejandro Fernández, el de «toda una vida» y los de gastronomía saludable a Rodrigo de la Calle y a la Fundación Española de la Nutriciónastronomía para Educación Infantil).

Víctor Arguinzoniz: «La carne gallega de ganado mayor es la excelencia para hacer a la brasa»

laura g. del valle

El chef del Asador Etxebarri tiene en carta ribeiros y godellos para maridar con sus platos de marisco

Alejado del bullicio, del asfalto y de esos restaurantes de haute cuisine que se multiplican en las metrópolis se encuentra, según la revista Restaurant, el sexto mejor restaurante del mundo. Un asador al que no le interesa que lo ubiquen en una u otra corriente vanguardista, que cuenta con un pequeño equipo y que, cada mañana, modifica su carta en función de los productos frescos que tienen a su alcance en Atxondo, un pueblo a 40 minutos de Bilbao. La cabeza visible de Asador Etxebarri es Víctor Arguinzoniz (Bilbao, 1960), un chef que fabrica sus propios utensilios para conseguir que los platos -varios con sello gallego- rocen la perfección. Y para que el paladar pueda tocar el cielo hace falta paciencia: hasta septiembre lo tienen todo completo.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Víctor Arguinzoniz,  Premio Nacional al mejor jefe de cocina