CaixaBank podría seguir los pasos del Sabadell y trasladar su sede social de Cataluña

El consejo del Sabadell ha aprobado trasladar su domicilio social a Alicante mientras que el de CaixaBank se reúne mañana. La CUP llama al boicot contra estas entidades y el BBVA

José Oliu, presidente del Sabadell, en la sede del banco en Barcelona
José Oliu, presidente del Sabadell, en la sede del banco en Barcelona
La Voz
Madrid

El consejo de administración de CaixaBank se reúne mañana de forma extraordinaria para estudiar el posible traslado de su sede social en Cataluña. El máximo órgano de gobierno de la entidad estudia esta alternativa ante el clima de tensión generado y anticipándose a una posible declaración unilateral de independencia por parte de la Generalitat.

De este modo, el banco que preside Jordi Gual seguiría los pasos de Banco Sabadell, cuyo consejo de administración ha aprobado esta tarde trasladar su sede social de Barcelona a Alicante.

Precisamente, el Gobierno estudia aprobar mañana un decreto ley para facilitar que las empresas que quieran trasladar su domicilio social puedan realizarlo sin necesidad de que la decisión requiera la aprobación de la junta general de accionistas de la compañía, según informan fuentes conocedoras de la norma.

En concreto, la medida supondría una modificación de la disposición de la Ley de Sociedades de Capital, aprobada en el 2015, que establece que «el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional», salvo disposición contraria de los estatutos. Composer

Con la nueva modificación se eliminaría la salvedad de los estatutos de CaixaBank, de forma que se facilitaría que pueda cambiar su domicilio social sin necesidad de pasar por la junta de accionistas.

Los títulos de Caixabank han subido un 4,93 % al cierre de la jornada bursátil ante la posibilidad de que el banco decida trasladar su sede fuera de Cataluña y eliminar así incertidumbres.

El Banco Sabadell cambia su sede a Alicante

El consejo de administración del  Banco Sabadell ha acordado este jueves en sesión extraordinaria trasladar su sede social a Alicante ante la posibilidad de que en los próximos días el Parlament de Cataluña haga una declaración unilateral de independencia. El cambio de domicilio social se comunicará próximamente mediante un hecho relevante en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil, en cuanto la reunión de su máximo órgano de gobierno termine, según han informado a Efe fuentes financieras. Este cambio de domicilio social garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo (BCE) en caso de secesión, garantizando así los intereses de accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario. Este traslado supondrá también que el pago de impuestos de la sociedad se lleve a cabo en la ciudad que albergue la nueva sede del banco, en este caso Alicante.

Banco Sabadell, que celebra la junta en su edificio corporativo de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), podrá trasladar su sede sin necesidad de someter el acuerdo a la junta de accionistas, ya que así lo contemplan sus estatutos, que requieren únicamente la decisión del consejo para hacer efectivo el cambio. Según las fuentes consultadas, los servicios centrales del banco que preside Josep Oliu seguirán en Cataluña, donde el grupo cuenta con centros operativos en Barcelona y Sant Cugat del Vallès. También tiene oficinas corporativas en Madrid y en Alicante, ciudad en la que cuenta con su centro de datos o «back up». Precisamente, el Sabadell ha escogido Alicante porque es allí donde cuenta con uno de sus principales centros operativos fuera de Cataluña y donde se ubicaba la sede de la antigua CAM, que el grupo adquirió en subasta en el 2011. El banco, que se ha internacionalizado bajo la presidencia de Oliu, cuenta con más de 11 millones de clientes en España, Reino Unido, Estados Unidos y México. Cataluña representa un 15 % del total del balance de la entidad.

El Banco Sabadell ha sufrido especialmente en bolsa estos días, y desde el referendo ilegal del pasado domingo ha perdido más del 10 % de su valor, aunque en el año acumula todavía una revalorización superior al 22 %, siendo una de las entidades con mejor evolución. Tras conocerse que trasladará su sede fuera de Cataluña, sus acciones han comenzado a subir con fuera y a mediodía escalaban cerca del 4 %. Banco Sabadell logró un beneficio de 450,6 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 5,9 % más que en el mismo período de 2016, un incremento que alcanza el 10 % si se tiene en cuenta la variación a tipo constante. 

En cualquier caso, el cambio es simbólico, pues los servicios centrales del banco seguirían en Bacelona. De hecho, Santander, BBVA y Bankia no tienen su sede en Madrid, aunque sí tengan allí sus servicios centrales; como también ocurre con Abanca, cuya sede social en Betanzos. 

Las fuentes consultadas han asegurado que la posición de liquidez del banco no se ha visto afectada por la incertidumbre política y económica en Cataluña, aunque sí reconocen que la volatilidad experimentada durante las últimas sesiones bursátiles ha despertado cierta preocupación en la entidad.

Goteo de empresas que se van

Banco Sabadell, CaixaBank, Eurona, Oryzon o Proclinic son las últimas empresas que han anunciado su intención de llevarse su domicilio social fuera de Cataluña, pero no las únicas: meses atrás ya lo habían hecho otras como Naturhouse, también cotizada, o Derby Hotels. Asimismo, el empresario catalán Pau Guardans ha trasladado de Barcelona a Madrid el domicilio social de algunas de sus sociedades.

Otras importantes compañías, como Pronovias o Planeta, amenazaron hace tiempo con irse de Cataluña si ésta declaraba la independencia, mientras que la aseguradora Catalana Occidente o las familias propietarias de las farmacéuticas Almirall e Indukern han expresado su preocupación por este eventual escenario.

De hecho, las organizaciones patronales catalanas han reconocido que hay empresas que tienen planes B ante una eventual declaración unilateral de independencia y que han abierto segundas delegaciones fuera de Cataluña o que incluso han separado una parte del negocio, creando otra compañía con sede en otro punto. 

 

Comentarios

CaixaBank podría seguir los pasos del Sabadell y trasladar su sede social de Cataluña