Todos los «minutos de gloria» que buscó Rufián: Del «Viva Galiza Ceive» a las esposas para Rajoy:

Los «teatrillos semanales» del portavoz de ERC en el Congreso ya cansan hasta a sus compañeros. El ministro Zoido tira de ironía para reprocharle que no cumpla su promesa de estar en la Cámara Baja solo 18 meses

El «show» de Rufián vuelve al Congreso Exhibe ante Zoido unas esposas: «Ustedes nos han molido a palos, nosotros les moleremos a votos»

Ayer, apenas permaneció media hora en el hemiciclo, pero a Gabriel Rufián le sobró tiempo para montar otro espectáculo. El portavoz adjunto de ERC en el Congreso acudió a la sesión de control al Gobierno con unas esposas que exhibió de modo desafiante durante su pregunta al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. «Ustedes han hecho de sus cárceles nuestra pesadilla. Le recomiendo que me mire. Ustedes nos han molido a palos, les aseguro que nosotros les moleremos a votos. Y ojalá el señor Mariano Rajoy algún día lleve una de estas», espetó desde la tribuna, ante el estupor y, sobre todo, el hartazgo general. Diversos diputados tildan de «lamentables» o «cómicos» unos «teatrillos semanales» que cada vez encuentran menos cómplices. Su última intervención fue calificada, incluso, por Ester Capella, su compañera en ERC, de «impertinencia».

Algún medio ya da por amortizado a Rufián y sostiene la idea de que su fichaje, con el que el partido independentista buscaba tender puentes y captar al electorado castellanohablante (no olvidemos su origen charnego), no se ha conseguido.

La última polémica de Rufián parece, además, haber colmado la paciencia de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que va a apercibir formalmente al diputado de ERC y pedirle que se conduzca con más respeto en la Cámara.

Ayer, el ministro Zoido le reprochó que vuelva al Congreso a tener «su minutito de gloria» y le ha invitado a cumplir la promesa que hizo de que solo estaría en la Cámara Baja durante 18 meses. «A lo mejor no ha vuelto a enchufar la impresora para imprimir su renuncia al acta», le soltó, en clara referencia a esa otra polémica intervención en la que llegó a sacar una impresora en el hemiciclo en defensa del referendo independentista del 1 de octubre.

Estas son algunas de sus actuaciones más controvertidas:

La Samsung republicana

Ha sido a costa del «procés», y de todo su deriva judicial y política, cuando Gabriel Rufián logró reforzar la imagen del Congreso como circo político. Una de sus intervenciones más sonadas tuvo lugar en septiembre cuando el independentista se levantó del escaño sosteniendo una impresora con el ánimo de denunciar la persecución que, a sus ojos, estaba realizando el Ejecutivo para frenar el referendo del 1-0: «Este es el cuerpo del delito», arrancó, entre las risotadas de buena parte del hemiciclo. «Es una Samsung republicana. No imprime billetes de 500. Lo que sí que le pido [a Sáenz de Santamaría] es que dejen de hacer el ridículo. Dejen de perseguir impresoras y a impresores y persigan a corruptos. Y le hago una confesión, y espero que no me detenga: “Tengo una papeleta”».

Sus nada inocentes camisetas: las «Reliquias de la muerte»

Es evidente que Gabriel Rufián no solo siembra la polémica con sus declaraciones. Sus camisetas, muchas de las cuales están basadas en la saga de Harry Potter, encierran una clara intención.

Después de que en septiembre el Gobierno diese por desactivado el referendo tras la detención de catorce personas, incluidos altos cargos de la Generalitat, y la incautación de diez millones de papeletas, Gabriel Rufián se presentó en el hemiciclo con una camiseta en la que se ve al propio mago con un cartel de «Se busca». Ese día fue célebre su defensa de la consulta. Rufián sostuvo que la postura de ERC en el referendo no solo beneficiaría a Cataluña, sino también al resto de España, «país de países», y gritó desde su escaño: «Viva Galiza Ceive». 

 

Rufián tiró de nuevo de la misma camiseta tras la primera manifestación unionista celebrada en Barcelona después del referendo del 1-0, una concentración calificada así por el portavoz de ERC: «La famosa mayoría silenciosa catalana ni es mayoría, ni es silenciosa, ni es catalana».

En septiembre, en otra de sus intervenciones más controvertidas, después de espetarle a Rajoy que sacase sus «sucias manos de las instituciones catalanas», el portavoz de ERC se convirtió en el portador de las «Reliquias de la muerte». Lució una camiseta con estos objetos que aparecen en el último libro de la saga de Harry Potter y que sirvieron al mago para terminar con el malvado Voldemort. Aquel que los posea será prácticamente invencible.

El show de Rufián que enervó al PSOE

En octubre del 2016 un Rufián en modo chulesco consiguió soliviantar a la bancada socialista, a cuyos miembros acusó de «traidores» y de doblegarse ante una «cacique» y a los intereses de los grandes consejos de administración. El portavoz de ERC se refirió a este partido como el «PSOE Iscariote que lleva cuarenta años dando una de cal y otra de arena», erigiéndose en portavoz de los socialistas «de corazón».

Una tableta para sacudir a Fernández Díaz, «el Vito Corleone sin honor»

En septiembre del 2016, y mientras el pleno del Congreso debatía la comisión de investigación sobre las grabaciones del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, con el entonces jefe de la Oficina Anticorrupción catalana, Daniel de Alfonso -sobre casos de corrupción que afectan a políticos nacionalistas catalanes-, Rufián sorprendió a todos enseñando la conversación en una tablet. El portavoz de ERC llegó a calificar a Fernández Díaz de «el Vito Corleone sin honor».

 

Meses antes, y sobre el mismo tema, convirtió la comisión a Fernández Díaz en un improvisado ring: diez preguntas de carrerilla, insulto va, insulto viene.

El «Pasapalabra» de Gabriel Rufián

C. MORÁN

Las frases, siempre polémicas, del diputado de ERC son dignas de completar el rosco del famoso concurso de televisión

Si hay un diputado en el Congreso de los Diputados que jamás pasa desapercibido, ese es Gabriel Rufián. El político de ERC no deja de protagonizar polémicas y de llamar la atención de los medios y las redes sociales, ya sea por sus tuits incendiarios o por sus declaraciones en la Cámara o en televisión.

Ese es el motivo por el que muchas de sus frases y palabras recurrentes son firmes candidatas a constituir su propio rosco de Pasapalabra. De existir, la corona de letras particular de Gabriel Rufián sería algo parecido a esto.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Todos los «minutos de gloria» que buscó Rufián: Del «Viva Galiza Ceive» a las esposas para Rajoy: