¿Quién tuvo la culpa del «desastre» en la AP-6?

El Gobierno abre expediente a la concesionaria, la oposición ataca al ejecutivo, los afectados señala a la DGT y Tráfico responde diciendo que muchos conductores no se enteraron de los avisos o no tomaron precauciones

La DGT: «Algunos conductores o no se han enterado o no han tomado las precauciones necesarias» Gregorio Serrano, director general de Tráfico, responde a las críticas de muchos afectados por la nevada en la AP-6

Redacción

La autopista de peaje AP-6 se convirtió en la gran protagonista de la actualidad del domingo 7 de enero de 2018. El temporal de nieve que afecta a gran parte de la península convirtió a esta vía que comunica Madrid y Ávila en una trampa mortal para miles de conductores, muchos de ellos asturianos. 

Entre 3.000 y 5.000 vehículos, según la DGT se vieron afectados por las nevadas y tuvieron que ser inmovilizados -en muchos casos con sus ocupantes dentro- desde la tarde noche del día de reyes (sábado) hasta bien entrada la mañana del domingo, cuando la intervención de la Unidad Militar de Emergencias y el trabajo de otros servicios de emergencias permitió desbloquear la vía.

Pasaron un «infierno helado», un «desastre». Una vez solucionado el problema, y desatada una tormenta política entre Gobierno y oposición, las preguntas que circulan por las redes es ¿quién tiene la responsabilidad? ¿quién debe cargar con la culpa?

Las respuestas no están claras. Por parte de muchos viajeros atrapados se señala a la Dirección General de Tráfico y a la concesionaria de esta vía de pago (Iberpistas, una filial del grupo Abertis)  por no haber proporcionado suficiente información y no haber puesto suficientes medios: «Nevada enorme sin quitanieves = caos absoluto», escribió una usuaria gallega residente en Madrid que quedó bloqueada. Hay muchos más mensajes de este tipo, pero Gregorio Serrano, director general de Tráfico, muy activo en Twitter durante toda la crisis, devuelve la pelota y señala a los conductores.

«Muchos vehículos iban sin cadenas»

En rueda de prensa, el máximo responsable de la DGT ha asegurado que todos los paneles de información en carreteras avisaban desde el viernes del temporal por lo que «se conocía con antelación y perfectamente la nevada que iba a caer». Según Serrano, muchos «no se han enterado» o «no han tomado las precauciones necesarias para circular». También ha hecho hincapié en que «muchos vehículos iban sin cadenas» y ha proclamado que «no se ha escatimado en recursos, en horas ni en medios». 

Otro ministerio, el de Defensa, también señala a los afectados. Según este departamento, las labores de rescate se han visto complicadas porque había «numerosos vehículos que, accidentados o atrapados, bloqueaban no sólo los carriles sino los arcenes, lo que ha dificultado el paso de los vehículos de emergencias». En las redes ha habido polémica a cuenta de las maniobras de ciertos conductores, que intentaron evitar quedarse parados usando esta parte de la carretera. Y acabaron bloqueándola. 

Dimisiones, comparecencias... «Un clásico del invierno»

La oposición apunta hacia otro lado. PSOEPodemos y Ciudadanos han cuestionado la actuación del ejecutivo y han demandado explicaciones: los socialistas, por boca de Pedro Sánchez, han reprochado «falta de previsión» y también han echado la culpa a la «ineptitud e irresponsabilidad» del Gobierno. El partido morado coincide en el diagnóstico y definió la situación, en un tuit de Pablo Iglesias, como «un clásico de cada invierno» (muchos en las redes recordaron otro caso similar ocurrido en el 2009 y en el que Mariano Rajoy exigía dimisiones en Fomento). Y Ciudadanos dijo -en un mensaje escrito por Albert Rivera- que «el Gobierno no puede arrastrar los pies en temas que afectan a la seguridad».

Los tres partidos se mostraron dispuestos a pedir comparecencias de ministros para dar explicaciones. Las tendrán. Al menos del titular de Fomento, que prometió acudir al Congreso. Íñigo de la Serna anunció también un expediente a la concesionaria de la autopista de peaje, Iberpistas.

La defensa de la concesionaria

La empresa Autopistas, propietaria de Iberpistas, se ha defendido con un comunicado en el que asegura que activó un plan operativo en coordinación con Fomento. También explica lo ocurrido en que había operación retorno por el día de reyes, lo que aumentó la cantidad de tráfico.

Y las críticas de los conductores

Según Iberpistas, muchos de los vehículos que accedieron a la autopista no contaban con el equipamiento necesario para hacer frente a este episodio. Según muchos conductores, que muestran su indignación en las redes y cuestionan la privatización de las infraestructuras, en una autopista de peaje, una vez que has pagado, nunca deberían de tener que hacer frente a esos problemas. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Quién tuvo la culpa del «desastre» en la AP-6?