Si no eres millennial, ¿qué eres?

TRANQUILO, QUE SIN GENERACIÓN NO TE QUEDAS. Los millennials están de moda, pero los Z ya son presente. La cosa no es tan rápida porque se necesita tiempo para ganarse el nombre. Por cierto, ¿cómo se llamarán los siguientes? Ahí están los T (de táctil).


BABY BOOM. 1949-1968.                                                De estos jovenzuelos, que ahora tienen entre 50 y 79 años, hay unos 12 millones en España ahora mismo. Nacieron en un momento de paz y explosión demográfica y su rasgo más característico es la ambición.

AMBICIÓN

«Les cogió la España que crecía, que te permitía estudiar, tener una casa, poder dejar la aldea e ir a vivir a la ciudad», explica Iñaki Ortega, coautor de «Generación Z». Creían que merecía la pena seguir viviendo en este país y mejorar.

ASUMEN LOS CAMBIOS

Es una generación para la que viajar en avión era un logro o que nació sin luz eléctrica por lo que hablar de tecnología eran palabras mayores. «Han ido asumiendo los cambios, la generalización del transporte, en definitiva de la globalización, de las comunicaciones, con la televisión y el desembarco de Internet, que les ha pillado mayores. Han sabido adaptarse, pero no lo han convertido en una herramienta de desarrollo personal», explica. Encuentran en los millennials una referencia, porque les enseñan y les dan ideas.

GENERACIÓN X. 1969-1980

Como su nombre indica, son una incógnita. Según los datos del INE de julio del 2015, hay unos 9 millones en España. Son testigos de la crisis del 73 y de la transición. Tienen una clara obsesión: el éxito.

INCERTIDUMBRE

Son los hijos de los baby boomers que encuentran un frenazo total a sus expectativas. «Los anteriores lo podían conseguir todo, pero estos se encuentran con un frenazo que les hace perder la ilusión», explica Ortega, que es profesor en Deusto.

ÉXITO

En vez de la ambición sana de los baby boomers, los X están obsesionados por el éxito, como en la película Wall Street. «Por hablarte claro, serían algo así como los Marios Conde», matiza.

TECNOLOGÍA

Internet es una herramienta de los X, viven su llegada poco antes de los 30, no forma parte de su educación ni de su aprendizaje, pero se convierte en palanca de su desarrollo profesional. 

GENERACIÓN Y. 1981-1993

Es una generación que cabalga entre otras dos. Es la del quiero y no puedo, por eso están marcados por la frustración. Los millennials tienen todo a su favor, idiomas, capacitación, tecnología... pero no pueden hacer lo que quieren.

FRUSTRACIÓN

Viven el inicio de la digitalización, una condición que les marca. «Quieren ser líderes pero no acaban de serlo, quieren ser irreverentes, pero tampoco lo son, quieren emprender pero hacen carreras profesionales como los demás, quieren no tener casa y ser ciudadanos del mundo, pero acaban metiéndose en hipotecas», explica Ortega. Además, las circunstancias no ayudan: la nueva economía no acaba de llegar, el pinchazo de las empresas .com... Es un poco más de lo de siempre pero con precarización, con sueldos más bajos, trabajos inestables...

SIN HIJOS

La tasa de fertilidad de los millennials es la más baja de la historia. Nunca ha habido tanta gente que tuviese menos hijos teniendo treinta y tantos, pero es la vez que las chicas de más de treinta y tantos tienen más hijos.

GENERACIÓN Z. 1994-2010

Son los jóvenes de hoy en día. Hay casi 8 millones. Están marcados indiscutiblemente por la expansión de Internet. Desde que nacieron está en sus vidas. Sus notas, sus amigos, su vida está en la red. La inmediatez de Internet la aplican a todo. Son de dicho y hecho. Y si tardas en contestarles, malo. Son irreverentes.

DIGITALES

Nacen con Internet debajo del brazo. Está presente en sus vidas entre los 0 y los 12 años, cuando conforman sus personalidades. No entienden que no se pueda teletrabajar. No les va la presencialidad, exigen la inmediatez de Internet. «No conciben que un profesor tarde

tres o cuatro horas en contestarle. A mí me piden tutorías a las 4 de la mañana para que los reciba a las 7. Se enfadan si no les contesto. Y con las empresas lo mismo. Ellos exigen comprar una cosa y tenerla en el momento», comenta Ortega. Son multipantalla y a través de lo audiovisual reclamas fácilmente su atención.

VALORES

No entienden que haya que optar entre trabajo y ocio, entre valores y jerarquía. Es la primera generación que emprende con 22 años, no espera a fracasar. Saben que no van a tener ni casa ni coche. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Si no eres millennial, ¿qué eres?