Europa contraataca y negociará con Irán al margen de Estados Unidos

Merkel acusa a Trump de «vulnerar la confianza en el orden internacional»


Berlín / corresponsal

Ha tardado días en recuperarse del golpe que ha supuesto la salida de EE.UU. del pacto nuclear con Irán, pero Europa está lista para contraatacar. El bloque comunitario se prepara para iniciar negociaciones con el fin de mantener las relaciones comerciales con Teherán y garantizar su independencia de Washington. Así lo adelantó ayer el ministro francés de Economía. «¿Queremos ser los vasallos de Estados Unidos que obedecen al menor movimiento de su dedo?», se preguntó Brune Le Maire, que pidió a la UE que pase «de las palabras a los hechos». Las propuestas del ministro galo pasan por forjar con Irán un tratado como el sellado con Cuba en 1996 para eludir el bloque económico de Estados Unidos, o incluso crear una oficina de control para perseguir a las empresas que no respetan las decisiones de las autoridades.

La canciller Angela Merkel dejó de lado ayer la prudencia que la caracteriza al acusar a Trump de «vulnerar la confianza en el orden internacional» con su salida unilateral del acuerdo que, pese a «no ser ideal», costó «doce años de esfuerzos diplomáticos» y «se aprobó por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU». Si ya no se coopera a nivel internacional, «entonces cada uno hace lo que tiene ganas. Eso es una mala noticia para el mundo», señaló Merkel en el Congreso Anual de los Católicos en la ciudad de Münster.

Está en juego la reputación del bloque comunitario, del que forman parte tres de los seis países que lograron la firma en el 2015, junto a China, Rusia y los Estados Unidos de Obama. Pero para la UE también hay mucho dinero sobre la mesa. Solo el intercambio comercial entre Berlín y Teherán alcanzó un volumen de 3.400 millones de euros en el 2017, según la asociación de comercio alemana.

Por todo ello, ayer la canciller no ahorró criticas a Trump, al igual que su ministro de Exteriores, Heiko Maas, quien dijo a Der Spiegel que la llegada del magnate a la Casa Blanca «ha lastrado las relaciones trasatlánticas» incluso desde «mucho antes» de su salida del pacto iraní. «Estamos dispuestos a negociar, pero donde sea necesario también a pelear por nuestras posiciones», aseguró Maas, que se reunirá el lunes con sus homólogos francés y británico para fijar una postura común. El martes se les unirá la jefa de la diplomacia europea. La prioridad de los países firmantes del pacto con Teherán es mantenerlo, pues «no es bilateral, sino que pertenece a todo el mundo», defendió Federica Mogherini.

Merkel habló con el presidente iraní, Hasán Rohaní, y el ruso, Vladimir Putin, para esclarecer en qué medida el acuerdo puede sobrevivir a la crisis abierta por el imprevisible Donald Trump.

Teherán apuesta por la diplomacia para intentar salvar el pacto

Los mandatarios europeos se mostraron preocupados por la reciente escalada de la tensión entre Irán e Israel en territorio sirio y pidieron moderación a ambas partes. Una escalada que parece lejos de amainar. El ministro israelí de Defensa exigía ayer al presidente Bachar al Asad que «eche a los iraníes» de Siria. «No ayudan, solo te hacen daño», sostuvo Avigdor Liebermann.

Después de 24 horas de silencio, el portavoz de Exteriores iraní, Bahram Qasemí, acusó a Israel de «inventar pretextos sin fundamento» para atacar Siria como hizo el jueves. La república islámica negó el lanzamiento de cohetes contra los Altos del Golán y señaló que Damasco tiene derecho a responder «en legítima defensa» en caso de ataques. Una versión opuesta a la ofrecida la víspera por Israel.

Ante el riesgo de que cale entre la población iraní la postura ultraconservadora, que se muestra escéptica con Europa y reclama ya el fin del pacto, el moderado Hasán Rohaní ha decidido mandar a su ministro de Exteriores de gira por todos aquellos países con los que selló el acuerdo en el 2015. Este fin de semana, Mohamad Yavad Zarif mantendrá consultas con Rusia y China. El martes se reunirá con sus homólogos de Alemania, Francia y Reino Unido en Bruselas, antes de entrevistarse con Mogherini.

Una campaña que aspira a salvar un pacto con el que Irán ha cumplido, de acuerdo con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Pero todo son obstáculos. Ayer el jefe de inspectores del OIEA y encargado de verificar el acuerdo, Tero Varjoranta, dimitía de manera inesperada y sin dar explicaciones.

Los conservadores iraníes alientan el odio a EE.UU.

Los gritos de «muerte a EE.UU. y muerte a Israel» regresaron ayer a las calles de Irán tras las medidas tomadas contra el país persa por Trump. En el día de rezo, decenas de miles de iraníes se lanzaron a las calles de las principales ciudades. En la Universidad de Teherán, los manifestantes expresaron su odio a Donald Trump, pisoteando y quemando banderas de EE.UU. Los lemas también fueron dirigidos a su presidente, Hasán Rohaní, al que exigieron abandonar el pacto nuclear: «Palabra hay solo una, incendia el pacto)», coreó la multitud.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Europa contraataca y negociará con Irán al margen de Estados Unidos