Trump amenaza a Kim Jong-un con la «aniquilación» si no logran un acuerdo sobre desnuclearización

Con la cumbre entre ambos en juego, el presidente de EE.UU. da dos opciones al líder norcoreano: o llegar a un acuerdo o sufrir el mismo destino que Gadafi


El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado al líder norcoreano, Kim Jong-un, con la «aniquilación» si no llega a un acuerdo con él para desnuclearizar Corea del Norte, al tiempo que dejó clara su tensión con la Unión Europea (UE) por temas comerciales y por sus aportaciones a la OTAN.

Con la cumbre con Kim en juego, Trump dio dos opciones al líder norcoreano: si llega a un acuerdo sobre desnuclearización con Estados Unidos, se garantizará su permanencia en el poder, pero si no lo hace, sufrirá el mismo destino que el líder libio Muamar al Gadafi, que murió en 2011 tras ser derrocado con ayuda de la OTAN.

«Si miran al modelo con Gadafi, eso fue una aniquilación total. Intervinimos para derrotarle. Ese modelo tendría lugar (en Corea del Norte) si no llegamos a un acuerdo, muy probablemente», dijo Trump en declaraciones a periodistas al reunirse en la Casa Blanca con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. «Pero si llegamos a un acuerdo, creo que Kim Jong-un va a ser muy, muy feliz», añadió.

Trump aseguró que, por ahora, Estados Unidos no se está basando «en absoluto» en el «modelo de Libia» en sus negociaciones para la desnuclearización de Corea del Norte, distanciándose de unas declaraciones de su asesor de seguridad nacional, John Bolton, que han irritado profundamente a Pyongyang.

Bolton afirmó el pasado domingo que Estados Unidos quiere seguir con Corea del Norte «el modelo de Libia», en referencia al acuerdo que Washington y Trípoli firmaron en el 2003 y por el que el régimen libio eliminó su programa de armas de destrucción masiva y entregó su arsenal a cambio de incentivos económicos.

Pero Trump interpretó el «modelo de Libia» como la intervención aliada que en el 2011 ayudó a derrocar a Gadafi, quien murió poco después apaleado por una turbamulta.

«El modelo de Libia no es un modelo que tengamos en absoluto cuando pensamos en Corea del Norte. En Libia, aniquilamos ese país. Ese país fue aniquilado. No hubo ningún acuerdo para mantener a Gadafi (en el poder)», apuntó Trump al ser preguntado al respecto.

«Con Kim Jong-un, él estaría en su país, estaría dirigiendo su país. Su país sería muy rico. Su pueblo es tremendamente laborioso», recalcó el presidente.

Si se llega a un acuerdo sobre desnuclearización, «él (Kim) obtendrá protecciones que serían muy fuertes», subrayó Trump en referencia a su permanencia en el poder.

Trump opinó que Bolton se refería con su comentario a lo que pasará si surge «un problema» con las conversaciones con Corea del Norte, porque Estados Unidos no puede «dejar que ese país tenga armas nucleares».

También aseguró que, a pesar de las amenazas de Corea del Norte de cancelar la cumbre entre Kim y Trump, ambos Gobiernos siguen negociando para concretar «la localización» exacta del encuentro previsto para el 12 de junio en Singapur.

«Han estado negociando como si no hubiera pasado nada», afirmó Trump, y agregó que se sabrá «muy pronto» si la cumbre sigue en pie.

La reunión de Trump con Stoltenberg estuvo marcada además por las tensiones entre EE.UU. y la Unión Europea por asuntos comerciales, a dos semanas de que se cumpla la prórroga de Washington sobre la exención de aranceles al acero y aluminio europeos.

El líder estadounidense respondió al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien este miércoles se preguntó si hacen falta «enemigos» cuando se tienen «amigos» como Trump, a la vez que calificó de «caprichosa» a la Administración estadounidense.

«Conozco muy bien a (el presidente de la Comisión Europea) Jean-Claude (Juncker), conozco muy bien a Donald (Tusk). Y me caen bien los dos, pero son muy duros» y «la Unión Europea ha sido terrible en el plano comercial con Estados Unidos», aseveró.

«El año pasado perdimos 151.000 millones de dólares lidiando con la Unión Europea (UE). Así que pueden llamarme cualquier cosa. Y si yo fuera ellos, también me llamaría cosas a mí mismo, porque ya no voy a permitir que pase esto más», añadió.

La prórroga que Trump concedió a la UE sobre los aranceles expira el 31 de mayo, y el mandatario ha exigido al bloque europeo concesiones, en concreto en el sector de los automóviles, para que esas exenciones a las tarifas al acero y aluminio sean indefinidas.

Stoltenberg agradeció durante la reunión el «liderazgo» de Trump al presionar a los países de la OTAN para que alcancen su compromiso de dedicar a la alianza el 2 % de su producto interior bruto (PIB).

«Eso realmente está teniendo un impacto, porque los aliados están gastando más en defensa», afirmó Stoltenberg.

Trump celebró que gracias a sus presiones «se han recaudado muchos miles de millones de dólares de dinero adicional», pero advirtió que «lidiará» con los países europeos que no cumplan la meta del 2 %, y señaló en particular que Alemania «debe demostrar liderazgo» en ese sentido.

Kim Jong-un echa un pulso a Washington

Sara R. Estella
POOL

Piongyang exige que no se le «acorrale» para que se deshaga de su programa nuclear

Tras cinco meses exhibiendo su mejor cara, Kim Jong-un ha dado un golpe sobre la mesa de negociaciones para equilibrar el pulso nuclear. Cuando parecía que Washington ponía las condiciones y Piongyang las acataba, el régimen lanzó el órdago calculado de amenazar la cumbre histórica entre el dictador y Donald Trump. Corea del Norte advirtió que la desnuclearización no seguirá «el modelo libio». El acatamiento del fin de su programa nuclear no evitó que Gadafi fuera derrocado años después.

«Funcionarios de Casa Blanca y la Secretaria de Estado incluyendo a John Bolton, asesor nacional de Seguridad, andan soltando afirmaciones sobre el llamado programa de desarme al estilo Libia», afirmó en un comunicado Kim Kye-gwan, viceministro de Exteriores y hombre clave del régimen en las negociaciones. Bolton, impulsor de la guerra de Irak, aseguró en una entrevista que EE.UU. pretende que Corea del Norte se deshaga por completo de su arsenal nuclear como lo hizo Libia. Se refiere al acuerdo entre Trípoli y Washington del 2003 por el cual el régimen de Gadafi, que fue derrocado en el 2011 con el apoyo de la OTAN, eliminó su programa de armas de destrucción masiva y entregó su arsenal a cambio de incentivos económicos.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump amenaza a Kim Jong-un con la «aniquilación» si no logran un acuerdo sobre desnuclearización