La Liga impone ideas xenófobas y de ultraderecha al antisistema 5 Estrellas

Deportaciones masivas de inmigrantes y ataques a los gitanos, entre las propuestas


Roma / corresponsal

El grifo del gasto público se abrirá a espuertas con una renta de ciudadanía de 780 euros, los italianos no se jubilarán a los 67 años sino de acuerdo con la llamada «cuota 100», que permitirá dejar el mercado laboral cuando los años de edad y los de contribución sumen esa cifra redonda, y además la presión fiscal será notablemente menor. Habrá una ofensiva sin contemplaciones contra la inmigración con deportaciones masivas e iniciativas abiertamente xenófobas, como el cierre de los campamentos donde viven personas de etnia gitana. Además, no faltan los guiños de carácter nacionalista que suponen un desafío abierto a Bruselas, como la exigencia de que se examinen sus competencias y se devuelven a los Estados las que no puede ser gestionar efectivamente.

Una vez que los inscritos en el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E) ya han votado de forma favorable en la plataforma Rousseau, solo falta que lo hagan los de la Liga este fin de semana para que el programa de Gobierno pactado por sus respectivos líderes, Luigi di Maio y Matteo Salvini, llegue el lunes a manos del presidente de la República, Sergio Mattarella. Es un texto que no tiene desperdicio, en el que la Liga ha conseguido imponer sus tesis más radicales, como la política de «antes los italianos», en cuestiones como la gratuidad de las guarderías y las ayudas a la familias, de las que en adelante solo se podrán beneficiar los nacionales.

Salvini se ha puesto las botas en materia de inmigración especialmente, con la propuesta de expulsar a 500.000 personas en situación ilegal así como la de terminar con «el negocio de la inmigración», en referencia a las oenegés que trabajan en el Mediterráneo. Además, cualquier persona en espera del estatuto de refugiado que cometa un delito será deportada de inmediato y se crearán «sedes de permanencia temporal de inmigrantes destinados a la repatriación».

Un tema importante en las 54 páginas de la versión definitiva es Europa ya que las primeras indiscreciones habían hecho saltar todas las alertas. Según los términos del llamado contrato, deben seguir encendidas. Italia se quedará en la UE y también en la OTAN, pero con condiciones: exigirá la revisión de los tratados en materias medulares como la política monetaria, el pacto de estabilidad, el fiscal o el Mecanismo Europeo de Estabilidad. Quiere abrirse comercialmente a Rusia en un claro desafío a la política de sanciones que sufre el régimen de Putin y exige renegociar Dublín, que establece que el país que debe hacerse cargo de una petición de asilo es aquel en el que el demandante pisó por primer vez territorio comunitario. Por supuesto, también pretende rebajar su contribución al presupuesto comunitario.

Si la Liga consiguió imponer su flat tax, una tarifa plana que unificará el sistema impositivo del IRPF dejándolo en dos cuotas, una del 15 % y otra del 20 % para las familias y del 15 % para las empresas, 5 Estrellas lo hizo con la «renta de ciudadanía», que ascenderá a 780 euros pero limitada a un período de dos años y a la obligación por parte del parado de aceptar una de las tres ofertas de trabajo que reciba.

A pesar de los recortes del número de parlamentarios y de la eliminación de las pensiones vitalicias de los políticos, con los que se ahorrarán 250 millones al año, muchos analistas destacan que medidas como la eliminación de la Ley Fornero, que aumentaba la edad de jubilación a 67 años, la reforma del IRPF o la renta de ciudadanía, no tienen suficiente cobertura presupuestaria lo que hará difícil cuadrar las cuentas en un país con la deuda pública más alta de Europa. El programa no ha sido bien acogido por los medios financieros que han respondido con un repunte de la prima de riesgo. mientras la Bolsa de Milán cerraba con pérdidas.

Salvini asegura que ni él ni Luigi di Maio ocuparán la jefatura del Gobierno

Cerrado el programa de gobierno, Luigi Di Maio y Matteo Salvini se centran ahora en la búsqueda de un nombre para presidir lo que han calificado como gobierno del cambio. Lo que parece claro es que ninguno de los dos será primer ministro. «Ni yo ni Di Maio», aseguró Salvini antes de reunirse de nuevo en Milán con el líder del M5E en una carrera contrarreloj para poder ofrecer el próximo lunes un nombre al presidente Sergio Mattarella.

La lista de ministros ya está ultimada. Por parte del M5E estarán Luigi Di Maio y algunos de sus más cercanos colaboradores como Danilo Toninelli. Por parte de la Liga estarán, además de Matteo Salvini, algunos personajes conocidos de su entorno como el ex ministro Roberto Calderoli o la que fue abogada de Giulio Andreotti, Giulia Bongiorno. Las carteras de Exteriores y Economía serán pactadas con Mattarella mientras es conocido el interés de Salvini por ocupar un ministerio de Interior con competencias ampliadas.

En relación con la identidad del primer ministro Luigi Di Maio se mostraba optimista. «Estoy seguro de que encontraremos una solución. Tengo confianza porque una vez creada la base de gobierno el primer ministro no será un problema», explicó mientras todo apunta a un hombre de Movimiento para el cargo. La Liga ha propuesto al ex director del telediario de Sky, Emilio Carelli, que ha sido elegido parlamentario por el M5E. Su pasado en el grupo Mediaset de Silvio Berlusconi lo convierte en un personaje bien visto por la derecha.

Berlusconi se ofrece

Precisamente ayer llegó de Silvio Berlusconi un duro ataque a Salvini al que acusó de hablar en su nombre y no en el de la coalición de la que forman parte ambos. Tras la presentación del programa de gobierno el ex Cavaliere se ha dicho «muy lejano» de la Liga mientras se mostraba dispuesto a guiar el Ejecutivo de centro derecha. «Un cierto Silvio Berlusconi, que tiene una experiencia de nueve años en el Gobierno del país y que ha presidido tres veces el G-8, ha vuelto a estar disponible porque ha sido rehabilitado. Con la carencia de personajes que se observa a estas horas, yo estoy disponible», dijo . La réplica de la Liga fue tajante: «La propuesta de una improbable candidatura a primer ministro de Berlusconi provoca desconcierto. Es una traición del centro derecha».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Liga impone ideas xenófobas y de ultraderecha al antisistema 5 Estrellas