El recibo de la luz se dispara casi un 8% en mayo

Es la mayor subida de la factura eléctrica en lo que va de año


Madrid

El recibo medio de electricidad se ha disparado este mes de mayo casi un 8% con respecto a abril, registrando así su mayor subida en lo que va del 2018, según datos del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En concreto, la factura media para un consumidor doméstico ha ascendido en mayo a 69,85 euros, frente a los 64,82 euros del mes anterior. Para hacer un cálculo homogéneo se ha tenido en cuenta el último día del mes de marzo y el mes completo de abril, ya que mayo cuenta con 31 días.

De este importe total de la factura, 14,88 euros corresponden al término fijo, 40,04 euros al consumo, 2,81 euros al impuesto de electricidad y 12,12 euros al IVA.

Con respecto a mayo del año pasado, un ejercicio que estuvo marcado por la tensión en la factura eléctrica debido, en la primera parte del año, a la ola de frío y, en la segunda, a la sequía, el recibo de la luz de este mes registra un incremento de más del 5%.

Este recibo de la luz corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Energía en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (KWh), propia de una familia con dos hijos.

Repunte en el precio de la electricidad

Este encarecimiento en el recibo de la luz de mayo se debe, principalmente, al repunte registrado en el mercado mayorista de la electricidad, el conocido como pool. En concreto, el precio medio del mercado diario de mayo se situó en torno a los 55 euros por megavatio hora (MWh), casi un 18% más que el precio medio del mismo mes de 2017 y casi un 29% superior al del pasado mes de abril.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante al IVA y al Impuesto de Electricidad. El Gobierno ha congelado para 2018 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

Este miércoles, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ya señaló que el aumento del precio de la luz en mayo se debió a la escasa producción hidráulica que, pese a las abundantes lluvias de las últimas semanas, los pantanos «no desembalsaron tanto»; así como a que hubo tres reactores parados, un menor viento y un ascenso del precio de los derechos de CO2, que en los últimos meses ha pasado de 3 euros a 5 euros, lo que ha encarecido el precio del carbón y del gas.

No obstante, la factura acumula en los cinco primeros meses un abaratamiento del 3,6% con respecto al mismo periodo de 2017, en el que enero fue un mes que estuvo marcado por los picos en el precio de la electricidad, después de la ola de frío en la segunda quincena del mes que llevó a marcar, uno tras otro, los registros más elevados desde diciembre de 2013, registrando en algunos momentos puntas que superaron la cota de los 100 euros por MWh.

Así, entre enero y mayo de este ejercicio el recibo de la luz suma un importe de 333,39 euros para el consumidor, frente a los 345,82 euros que tuvo que destinar en los cinco primeros meses de 2017. Esto representa un ahorro de más de 12 euros.

Este abaratamiento se debe al incremento en la producción eléctrica con tecnologías renovables como el agua o el viento, especialmente en el primer trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2017. 

Gas Natural sopesa borrar su apellido Fenosa 10 años después de la compra

f. fernández

En solo tres meses, Reynés revoluciona la estructura de la eléctrica y propone cambiar nombre y objeto social

Francisco Reynés lleva solo tres meses sentado en la silla de presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa y ya ha removido los cimientos de la compañía. Pero sin despidos ni medidas traumáticas, de momento, sino adelgazando la estructura organizativa para dar mayor protagonismo a los negocios que sustentan la actividad del grupo (electricidad y gas, en España y en Iberoamérica) y simplificando al máximo la cúpula directiva. Mandan él y el consejo de administración, que contará con menos miembros, un máximo de doce, y desaparece la comisión ejecutiva.

Por debajo de ellos habrá cuatro grandes jefes de otras tantas áreas (hasta ahora eran seis), que manejarán los «recursos necesarios para gestionar autónomamente y con plena responsabilidad su ámbito de negocio», según la compañía.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El recibo de la luz se dispara casi un 8% en mayo