Así se van a pagar los nuevos incrementos de gasto público

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Ballesteros

El Gobierno prepara cambios fiscales: subir el IRPF, penalizar el diésel, y tributos para banca y tecnológicas

30 jun 2018 . Actualizado a las 09:19 h.

Las matemáticas no fallan: si aumenta el gasto público, tiene que aumentar la recaudación. El modelo de estado del bienestar de primera que defiende el Gobierno que preside Pedro Sánchez necesita más recursos. El problema es que España no está para fiestas en materia de déficit. La propia ministra de Economía, Nadia Calviño, se desmarcaba recientemente del objetivo del 2,2 % del PIB fijado por la Unión Europea. Así que no queda otra: «España necesita subir impuestos».

El mensaje de Sánchez, ayer desde Bruselas, está claro, y va en la línea con el programa económico que el partido en el Gobierno defendió en el debate de los Presupuestos del Estado previo a la moción de censura que puso al PSOE al frente del Ejecutivo. Así lo explican fuentes de Hacienda, sin querer profundizar en más detalle sobre las claves de la reforma fiscal que viene.

El líder socialista se quejaba ayer al término de la cumbre del Consejo Europeo de que los ingresos públicos en España representan el 38 % del PIB. A todas luces insuficientes para incrementar las pensiones y vincularlas a la subida del IPC, elevar el sueldo de los funcionarios, recuperar el derecho a la asistencia sanitaria universal, eliminar el copago farmacéutico, bajar el IVA del cine y de algunos productos higiénicos y sanitarios, rescindir los peajes que venzan a partir del 2021, o dotar de mayor presupuesto a la lucha contra la pobreza infantil (de 5 a 10 millones de euros, una medida aprobada ayer).