Nicolás Maduro culpa al presidente de Colombia de un supuesto atentado en su contra

Siete militares venezolanos resultaron heridos en un ataque con drones contra el presidente de Venezuela

Nicolás Maduro, objetivo de un ataque con drones explosivos en Caracas En el atentado han resultado heridos siete miembros de la Guardia Nacional venezolana

Caracas

El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el presidente colombiano saliente, Juan Manuel Santos, está tras el supuesto atentado en su contra que se produjo hoy en un acto público con militares en Caracas y señaló que ya fueron capturados seis presuntos implicados en el atentado.

«Hemos despejado la situación en tiempo récord, y se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy y no tengo duda que todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas», dijo.

Maduro sabe quién está detrás del atentado El presidente de Venezuela asegura que no tiene ninguna duda de que José Manuel Santos , presidente saliente de Colombia, tiene algo que ver con el ataque

El presidente Maduro hizo estas declaraciones en una alocución que ofreció en cadena obligatoria de radio y televisión unas tres horas después del incidente en el que resultaron heridos siete militares venezolanos. «La saña asesina de la oligarquía colombiana y estoy seguro aparecerán todas las pruebas, pero los primeros elementos de investigación apuntan a Bogotá», reiteró.

Maduro comentó que este atentado se produjo tras «los anuncios dramáticos del final de Maduro, del final del régimen» de Santos. «Es que Juan Manuel Santos entrega la presidencia el 7 de agosto y no se puede ir sin echarle una broma a Venezuela, sin hacerle un daño, una maldad a Venezuela», dijo.

Asimismo, señaló: «Tengo que informar que han sido capturados parte de los autores materiales del atentado contra mi vida el día de hoy y se encuentran ya procesados, ha sido capturada parte de la evidencia y no voy a adelantar más pero ya la investigación está muy adelantada».

Contó que en el momento en el que se produjeron las explosiones, él se encontraba terminando su discurso en el acto de conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) en el que denunciaba «el sabotaje especializado, milimétrico y terrorista contra el sistema eléctrico». «Y estaba diciendo no bajemos la guardia porque la conspiración ha retornado, en ese mismo momento explotó frente a mi un artefacto volador, una gran explosión compañeros, mi primera reacción fue de observación, de serenidad», aseguró.

Llegó a pensar -comentó- que se trataba de los juegos pirotécnicos que debían ser activados al finalizar el acto. «En ese momento todo el operativo de seguridad y protección se activó para garantizar mi resguardo, el resguardo de todos los presentes en el acto y la retirada», narró.

Mientras tanto, un grupo anónimo llamado «Soldados de Franela» reivindicó la autoría de la «Operación Fénix», el nombre con el que han identificado el atentado contra Maduro.

Colombia se defiende

La Presidencia de Colombia aseguró que carece de base la afirmación del mandatario venezolano de que Juan Manuel Santos es el responsable del supuesto atentado. «Eso no tiene base. El presidente está dedicado al bautizo de su nieta, Celeste, y no a tumbar gobiernos extranjeros», dijo a periodistas una fuente de la Presidencia colombiana.

El Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano rechazó «enfáticamente» las acusaciones en contra de Santos. «Resultan absurdos y carecen de todo fundamento los señalamientos de que el mandatario colombiano sería el responsable del supuesto atentado en contra del presidente venezolano», afirmó la Cancillería en un comunicado.

Agregó que «ya es costumbre» que Maduro «culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación», por lo que exigió respeto tanto por Santos como «por el Gobierno y el pueblo colombiano».

 

Las tensiones políticas y la crisis económica convierten a Venezuela en una olla a presión

Europa Press

Una oposición ensimismada ha favorecido la continuidad de Maduro en Miraflores, pese a que está en su momento más bajo

Venezuela ha vivido este fin de semana el último de una larga serie de episodios relacionados con el desgaste político y la sangría económica del Gobierno de Nicolás Maduro en los cinco años que han transcurrido desde que la muerte de su antecesor en el cargo, Hugo Chávez, le pusiera a los mandos de la nación caribeña. Dos drones cargados con explosivos interrumpían el discurso que Maduro pronunciaba al filo de las 18.00 (hora local) del sábado en la Avenida Bolívar de Caracas, acompañado de su mujer, Cilia Flores, y su Gobierno, ante una audiencia de cientos de militares reunidos con motivo del 81º aniversario de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Nicolás Maduro culpa al presidente de Colombia de un supuesto atentado en su contra