Las tensiones políticas y la crisis económica convierten a Venezuela en una olla a presión

Europa Press MADRID

ACTUALIDAD

Roman Camacho

Una oposición ensimismada ha favorecido la continuidad de Maduro en Miraflores, pese a que está en su momento más bajo

05 ago 2018 . Actualizado a las 16:07 h.

Venezuela ha vivido este fin de semana el último de una larga serie de episodios relacionados con el desgaste político y la sangría económica del Gobierno de Nicolás Maduro en los cinco años que han transcurrido desde que la muerte de su antecesor en el cargo, Hugo Chávez, le pusiera a los mandos de la nación caribeña. Dos drones cargados con explosivos interrumpían el discurso que Maduro pronunciaba al filo de las 18.00 (hora local) del sábado en la Avenida Bolívar de Caracas, acompañado de su mujer, Cilia Flores, y su Gobierno, ante una audiencia de cientos de militares reunidos con motivo del 81º aniversario de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana.

Maduro enmudecía -y miraba al cielo visiblemente preocupado- mientras la guardia presidencial evacuaba el palco de autoridades. En la calle, los uniformados rompían filas y huían en todas direcciones. La señal de radio y televisión, que emitía en directo, se cortaba. Los Soldados de Franelas, un grupo supuestamente integrado por militares descontentos con Maduro, ha reivindicado el ataque. Acusan al presidente de violar la Constitución y piden a los venezolanos que vuelvan a tomar las calles hasta hacerse con el poder. Después, proponen crear una «junta de transición» que guíe a Venezuela hacia «elecciones verdaderas».

Los hechos, como es habitual en Venezuela, han tenido varias interpretaciones. Maduro, que ha salido ileso, habla de «atentado» y acusa a la «ultraderecha» venezolana y colombiana y sus agentes en Miami, señalando como cerebro a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos. La oposición, reunida en el Frente Amplio, subraya que «aún está por verse si realmente fue un atentado» y alerta de que podría servir de «excusa» para «profundizar la represión».