Ted Kaczynski, el maestro de los «unabombers»

M. Ballesteros REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Retrato robot de Kaczynski, junto a una foto del terrorista tras su detención
Retrato robot de Kaczynski, junto a una foto del terrorista tras su detención

El inspirador de las cadenas de atentados por correo, como los que esta semana tienen en vilo a Estados Unidos, cumple condena en un penal de alta seguridad de Colorado por 16 envíos de explosivos realizados entre 1978 y 1995

27 oct 2018 . Actualizado a las 01:27 h.

Al último imitador de unabomber el FBI ha tardado menos de una semana en atraparlo. Al original, Theodore John Kaczynski, lo metió entre rejas 18 años después de que enviase su primer paquete explosivo, cuando el terrorista, ermitaño y matemático formado en Harvard era ya una obsesión para los federales. Ted Kaczynski (Chicago, 1942), cuyo historial es rescatado de las hemerotecas cada vez que su modus operandi se repite en cualquier rincón del mundo, vive desde 1996 en la prisión de alta seguridad de Florence, en Colorado, donde cumple ocho cadenas perpetuas por los 3 muertos y 23 heridos que provocó su cadena de atentados: 16 envíos bomba desde 1978 a 1995.

En paralelo al horror provocado por sus crímenes, Kaczynski, de 76 años, ha generado también a lo largo de los años enorme fascinación, tanto por la motivación de sus atentados, resumidos en su manifiesto sobre la evolución -equivocada, en su opinión- de la sociedad contemporánea («La revolución industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana», comienza el texto) como por su propia trayectoria vital. Una fascinación que no ha hecho más que crecer gracias a la serie Manhunt: Unabomber, estrenada en el 2017 y disponible en Netflix, que hace una aproximación a la vida y obra de Kaczynski a través de un policía que rastrea su manifiesto para tratar de identificarlo.

El terrorista, cuya celda tiene un metro cuadrado menos de superficie que la cabaña donde vivía cuando fue detenido, destacó desde pequeño por sus altas capacidades (su coeficiente intelectual es de 167) y con solo 16 años ingresó en la Universidad de Harvard, donde se graduó. Después se doctoró en matemáticas en la Universidad de Michigan y con solo 25 años se convirtió en profesor ayudante en la Universidad de Berkeley, en California, un puesto que abandonó dos años después sin explicación aparente.