Díaz arranca la campaña andaluza en cabeza, pero tiene complicado pactar

PP y Ciudadanos se disputarán en estas elecciones el liderazgo del centro derecha


madrid / la voz

La campaña de los comicios andaluces que se abrió en la madrugada de ayer marca el inicio de un largo período electoral que abarca como mínimo hasta el mes de mayo del 2019, cuando se celebren las autonómicas, municipales y europeas, sin que sea en absoluto descartable que tanto las elecciones catalanas como las generales puedan adelantarse y celebrarse también el próximo año. En el primer proceso electoral tras la moción de censura que derribó al Gobierno de Mariano Rajoy, los andaluces decidirán si quieren prolongar la histórica marca de 40 años ininterrumpidos de gobierno socialista o apuestan por un cambio que solo podría llegar en caso de que el PP y Ciudadanos sumaran una improbable mayoría absoluta y alcanzaran un acuerdo. 

Complicado para los populares

La mayoría de las encuestas auguran un triunfo claro del PSOE encabezado por Susana Díaz, que en el caso del sondeo del CIS se eleva hasta los 45-47 diputados, un resultado similar al logrado en el 2015, que le dejaría a entre ocho y diez escaños de la mayoría absoluta, con los otros tres partidos, PP, Ciudadanos y Adelante Andalucía, la marca de Podemos en esta comunidad, prácticamente empatados y disputándose la segunda posición. Al margen de las posibles combinaciones para formar Gobierno, las elecciones servirán también para comprobar si C’s está en disposición de disputarle al PP de Pablo Casado la posición de primer partido de centro derecha.

El declive popular en estos comicios es prácticamente seguro, a costa precisamente de un crecimiento de los de Albert Rivera, y con el añadido de que la irrupción de Vox puede restarle votos decisivos para sumar escaños en algunas provincias. Un sorpasso del partido naranja supondría una clara señal de alarma que podría tener consecuencias en Génova. Pero, al revés, si el PP aguanta como segunda fuerza y se mantiene como líder de la oposición en Andalucía, Casado podría consolidar su nuevo proyecto en unos comicios que él mismo ha definido como la primera vuelta de las generales.

La intención de Susana Díaz, por el contrario, es que la campaña se aleje del debate nacional y no quede marcada por la situación en Cataluña, ya que la imagen del apoyo de los independentistas a Pedro Sánchez en la moción de censura le perjudica. En todo caso, aunque gane estas elecciones, Díaz no tendrá fácil formar Gobierno. Parece imposible que tras romper el acuerdo de la pasada legislatura, Ciudadanos facilite su presidencia ni siquiera con la abstención. Algo que sin duda tampoco hará el PP. En ese caso, Díaz quedaría a merced de un acuerdo con la marca andaluza de Podemos, algo de lo que hasta ahora siempre había renegado, aunque en los últimos días se están produciendo guiños desde las filas socialistas, apuntado a que el partido de Pablo Iglesias ha evolucionado hacia el realismo político y el pacto de izquierdas ya no sería descartable.

Podemos no lo pondrá fácil

En el caso de Ciudadanos, también su líder Albert Rivera tendrá protagonismo en estas elecciones, al igual que la líder en Cataluña, la jerezana Inés Arrimadas, apoyando a su candidato, Juan Marín. No superar a los populares frenaría el entusiasmo que se vive en Ciudadanos. Por último, también la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, que ha querido marcar distancias con el pragmatismo de Pablo Iglesias, se juega mucho en esta campaña. Sus enfrentamiento con Díaz han sido muy duros en la pasada legislatura. Rodríguez descarta entrar en un Gobierno de coalición con el PSOE, y advierte ya que venderían muy caro cualquier pacto que permita gobernar a la socialista, reacia a quedar en manos de Podemos. Una enroque que, en caso de prolongarse, podría conducir incluso a una repetición de las elecciones autonómicas.

PAtrimonio los bienes de los candidatos 

Díaz declara 80,69 euros de saldo en cuentas bancarias, un depósito bancario de 30.000 euros, una vivienda de 14.212 euros de valor catastral y un crédito hipotecario al 50 % por valor de 89.014 euros.

Teresa Rodríguez, candidata de Adelante Andalucía -marca de Podemos en esta comunidad- declara un saldo bancario de 4.495 euros y una vivienda en Cádiz con un valor catastral de 16.584 euros.

Moreno declara 9.665 euros en cuentas corrientes, una vivienda en Málaga de 82.874 euros y otra en Madrid al 50 % de 48.821 euros, un inmueble de 9.300 euros y otros al 50 % de 17.281 en total.

Marín declara un saldo bancario de 7.496 euros, un plan de pensiones de 3.768 euros, dos préstamos de 49.808 euros y cinco inmuebles, uno de ellos al 50 % y un local y un inmueble rústico al 25 %.

Casado, Rivera e Iglesias se vuelcan con sus candidatos, pero Sánchez tendrá un papel discreto

La presidenta de la Junta y candidata del PSOE a la reelección, Susana Díaz, dio ayer el pistoletazo de salida a su campaña para las elecciones andaluzas en la ciudad de Granada, mientras que los aspirantes a la presidencia del PP y de Ciudadanos, Juan Manuel Moreno y Juan Marín, coincidieron en Málaga en la apertura de sus respectivas campañas. Teresa Rodríguez, líder y candidata de Adelante Andalucía, se estrenó por su parte en Sevilla. El líder nacional del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no estuvo en el arranque junto a Díaz. De hecho, Sánchez tendrá una presencia muy discreta durante toda la campaña y solo protagonizará dos mítines junto a la presidenta andaluza. Uno el domingo 18 en Chiclana y otro el domingo 25 en Marbella.

El popular Moreno, al contrario, estuvo acompañado desde el primer día por el líder nacional, Pablo Casado, que asistió ayer al acto de apertura que, coincidiendo con la imagen de modernidad que el presidente popular quiere dar a su partido, se llevó a cabo con un novedoso formato, que incluía zonas de entretenimiento informático para los asistentes. El candidato de Ciudadanos, Juan Marín, estuvo arropado por el secretario general del partido, José Manuel Villegas y por la líder en Cataluña y portavoz de la ejecutiva nacional, Inés Arrimadas. Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía, arranco su campaña en el Atalaya TNT-Centro Internacional de Investigación Teatral de Sevilla, acompañada por el candidato a la vicepresidencia de la Junta y coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, tiene previsto participar en tres mítines con Teresa Rodríguez, entre ellos el del ecuador de la campaña y el de cierre final, que se celebrará el día 30 en Málaga.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Díaz arranca la campaña andaluza en cabeza, pero tiene complicado pactar