La Manada, cada vez más acorralada

A los penalistas no les sorprendería que regresaran a la cárcel por las escasas opciones del recurso ante el Supremo

José Ángel Prenda y Alfonso Jesús Cabezuelo entran en la Audiencia de Sevilla para la vista
José Ángel Prenda y Alfonso Jesús Cabezuelo entran en la Audiencia de Sevilla para la vista EFE

redacción / la voz

La Manada está cada vez más acorralada. Después de que el pasado 5 de diciembre el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) confirmara la sentencia de la Audiencia provincial que condena a sus cinco miembros a nueve años de cárcel por abuso sexual continuado y no por violación, a Ángel Boza, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo y Antonio Guerrero se les acaban las opciones. Ahora su batalla es mantener el mayor tiempo que puedan la libertad bajo fianza de 6.000 euros de la que disfrutan desde el pasado 21 de junio. La razón es que las opciones de que el Tribunal Supremo admita a trámite su recurso son más bien pocas, como coinciden varios abogados penalistas consultados. Este miércoles la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra celebró una vistilla para decidir entre mandarlos de nuevo a la cárcel tras la sentencia del TSJN o dejar que continúen en libertad mientras esta no sea firme. Aunque no hay una fecha para que este organismo de justicia dé su parecer, fuentes de la Audiencia apuntaron que podría hacerlo entre hoy o la semana que viene. Pero, como explica el penalista Diego Reboredo, «no sería una sorpresa que regresaran a la cárcel».

La resolución del tribunal navarro mantiene en vilo a la Manada. Los jóvenes participaron en la vista, que duró unos 40 minutos por videoconferencia desde la Audiencia Provincial de Sevilla. No hicieron declaraciones al salir, pero las realizó el letrado que lleva ahora la causa de los cinco, Agustín Martínez Becerra. El abogado rechaza el ingreso en prisión que reclama el fiscal alegando que no ha cambiado «absolutamente nada» para que el tribunal tome esa decisión.  

La víctima, «tranquila»

No opina lo mismo el abogado de la víctima, Miguel Ángel Morán, quien entiende que la sentencia del TSJN «refuerza» los argumentos del ingreso en la cárcel de los condenados. Justo antes de entrar a la vista, como informa Europa Press, apuntó que confía en «el cambio de criterio de uno de los magistrados» de la sección segunda de la Audiencia y que los jóvenes vuelvan a la cárcel. Además, apuntó que su representada está «tranquila» y que en ningún caso han pedido la recusación del juez que emitió un voto particular en pro de la absolución de los acusados.

A favor de meterlos de nuevo entre rejas está también el abogado del ayuntamiento de Pamplona, Víctor Sarasa. Apoya sus argumentos en que el «riesgo de fuga se ha acrecentado en los últimos meses».

Pero ahora solo cabe esperar para ver qué hacen los magistrados de la Audiencia. En juego está el prácticamente penúltimo cartucho de la Manada para continuar en libertad. Este comenzó a agotarse el pasado 5 de diciembre tras la resolución del Tribunal Superior de Justicia navarro que, aunque no los condenaba por violación, ratificaba el abuso continuado.

¿Qué pasará? Esa es la pregunta que se hacen ahora muchos de los que han observado desde la barrera los distintos pasos dados durante uno de los procesos más mediáticos de los últimos años. Para el abogado penalista Ignacio Espinosa, la argumentación que hace el abogado de la defensa en estos momentos para que continúen en libertad resulta «coherente porque las circunstancias no han cambiado» y la sentencia aún no es firme, pero al mismo tiempo entiende que «por economía procesal y dadas las escasas probabilidades que hay de que el Tribunal Supremo acepte a trámite su recurso podrían ir cumpliendo la pena a la que fueron condenados».  

;
La Manada: el caso que conmocionó a la sociedad española La movilización social tras la sentencia y tras el anuncio de puesta en libertad no tiene precedentes

Opciones en el Supremo

La cuestión es que resulta «muy complicado» que el recurso presentado en el Tribunal Supremo prospere. Eso es algo en lo que coinciden varios abogados penalistas porque, como explica Espinosa, «para que este sea admitido, la sentencia ha de contradecir otra preexistente por un caso prácticamente igual al juzgado».

Precisamente el hecho de que es muy poco probable que el recurso de casación presentado ante el Supremo vaya para adelante (ha de haber una infracción de ley o un quebrantamiento de forma), unido a los argumentos dados por los dos votos particulares emitidos por dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, llevan al penalista Diego Reboredo a interpretar que «el riesgo de fuga ha aumentado». Por tanto, alega que no es descabellado que la Audiencia dicte su regreso a la cárcel. 

Un caso muy mediático que lleva dilatándose más de dos años

El de la Manada es uno de los procesos judiciales más mediáticos de los últimos años. Estos son los principales hechos ocurridos a lo largo de treinta meses.  

9-7-2016. Ingreso en la cárcel. Dos días después de los hechos el juez ordenó el ingreso en la cárcel comunicada y exenta de fianza de los jóvenes. El 8 de agosto salió el auto de procesamiento.  

4-10-2016. Otro proceso en Pozoblanco. Cuatro de los acusados fueron imputados por otro presunto abuso a otra muchacha en Pozoblanco. El 13 de noviembre se declararon no culpables por el caso de Pamplona.  

13-11-2017. Empieza el juicio. El 14 de noviembre la víctima presta declaración. El 15 un vídeo con el lema «yo te creo» llena Internet. El día 28 de noviembre el caso queda visto para sentencia. 

26-4-2018. Condena por abuso sexual. La Audiencia de Navarra condena a cada uno de los acusados a nueve años de cárcel por un delito de abuso sexual. Un voto particular pedía la absolución de los jóvenes. En días posteriores varias concentraciones protestan por el fallo. 

21-6-2018. Dictan libertad bajo fianza. La Audiencia de Navarra deja salir a la Manada tras el pago de 6.000 euros, además de imponerles varias medidas cautelares. 

5-12-2018. El Tribunal Superior de Navarra confirma la condena. Tras más de seis meses de deliberación, confirmó la sentencia por abuso sexual continuado. también entiende que hubo un delito contra la intimidad de la joven. Hubo dos votos particulares que alegaban que hubo agresión sexual. Por ello, pedían condenarlos a catorce años, tres meses y un día, ya que existían circunstancias agravantes.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

La Manada, cada vez más acorralada