La UE ampara a Guaidó y exige elecciones libres en Venezuela

España, el Reino Unido, Francia y Alemania lideran el reconocimiento internacional líder opositor

Sánchez anunció el reconocimiento de la legitimidad de Guaidó y reclamó de nuevo elecciones libres y transparentes
Sánchez anunció el reconocimiento de la legitimidad de Guaidó y reclamó de nuevo elecciones libres y transparentes

BRUSELAS / CORRESPONSAL

La cuenta atrás para Nicolás Maduro ha terminado. La tregua, en forma de ultimátum, ofrecida por las principales potencias de la Unión Europea expiró esta mañana sin que el denostado dirigente venezolano accediese a convocar unas elecciones presidenciales «libres, transparentes, plurales y democráticas», como le exigieron las cancillerías al otro lado el Atlántico.

Lejos de buscar una solución política al conflicto abierto en el país caribeño, el gerifalte bolivariano se ha aferrado a los apoyos que le quedan dentro del ejército para no ceder el bastón de mando al representante de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente el pasado 23 de enero y que hoy cuenta ya con el amparo de la UE.

Siguiendo la estela de España, las capitales europeas han anunciado en cascada su reconocimiento al joven ingeniero como presidente interino legítimo de Venezuela.«Los venezolanos tienen el derecho de expresarse libre y democráticamente. Francia reconoce a Guaidó como presidente interino para poner en marcha un proceso electoral. Apoyamos el Grupo de contacto, creado con la UE, en este proceso de transición», sostuvo esta mañana el presidente francés, Emmanuel Macron. Berlín también se sumó a la riada de reconocimientos tras cerrar filas con España hace ocho días.

«Lamento que Maduro no haya respondido a la llamada de la UE a celebrar elecciones presidenciales libres y justas. Para nosotros, Guaidó es constitucionalmente el presidente encargado de la transición en Venezuela hacia unas elecciones libres, justas y democráticas», declaró esta mañana en las redes sociales el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, quien anunció el envío inmediato de ayuda para paliar la situación de extrema necesidad en la que vive inmersa la ciudadanía: «Nuestra preocupación siguen siendo los venezolanos que sufren la dramática situación de escasez. Alemania proporcionará cinco millones de euros en ayuda humanitaria a Venezuela tan pronto como el contexto político lo permita», añadió el alemán.

Londres se sumó al anuncio, impaciente desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, hiciera lo suyo el mismo día en el que Guaidó se autoproclamó presidente. «Maduro no ha convocado elecciones presidenciales en el límite de ocho días que establecimos así que el Reino Unido, junto a sus aliados europeos, reconoce ahora a Guaidó como presidente interino hasta que se puedan celebrar elecciones creíbles. Esperamos que esto nos acerque al final de la crisis humanitaria», deslizó el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt.

Los países bálticos siguieron con la coreografía diplomática. «Letonia reconoce y apoya a Guaidó, presidente democráticamente electo por la Asamblea Nacional, como presidente interino de Venezuela. Pedimos unas elecciones presidenciales libres, justa y democráticas», manifestó el titular letón de Exteriores, Edgars Rinkevics. En la misma línea se expresó su homólogo lituano, Linas Linkevicius: «La democracia y el Estado de derecho en Venezuela deben ser restaurados».

Entre los países nórdicos hay diversidad de opiniones. Hay quienes quieren un reconocimiento inmediato y quienes quieren mantener un apoyo condicional a Guaidó, como Suecia. A pesar de las reservas, su ministra de Exteriores, Margot Wallström, declaró a la televisión pública, según recoge EFE, que «en esta situación apoyamos y consideramos a Guaidó como legítimo presidente interino».

Mucho más explícito se ha mostrado el gobierno ultraliberal danés. El responsable de Exteriores, Anders Samuelsen, tachó el fin de semana al Gobierno de Maduro de «régimen corrupto» y anunció su respaldo sin fisuras a Guaidó, a quien telefoneó: «Es un hombre increíble y valiente», abundó antes de suscribir el apoyo de su país a «la lucha por la democracia del pueblo venezolano».

Incluso las cancillerías más escépticas, como la austríaca, han acabado cediendo a la presión diplomática de sus socios. A pesar de rechazar el ultimátum de ocho días orquestado por las principales capitales europeas, el canciller austriaco, Sebastian Kurz, acabó rectificando: «El régimen de Maduro se ha negado hasta la fecha a aceptar unas elecciones presidenciales libres y justas. Por este motivo, consideramos desde este momento al presidente Guaidó como presidente interino legítimo de conformidad con la Constitución venezolana».

Quien todavía no se ha manifestado al respecto es el Gobierno Italiano. Roma y Atenas han abanderado al reducido grupo de países que se resisten a mostrar su apoyo explícito a Guaidó aunque también se muestran ambiguos en torno a seguir manteniendo el respaldo al régimen de Maduro.

 Pedro Sánchez se suma

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confirmó personalmente este lunes el reconocimiento oficial de España a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y se ha sumado a la reclamación de la celebración cuanto antes de elecciones presidenciales en ese país, que sean «libres, con garantías y sin exclusiones» en ese país.

Sánchez también ha anunciado que España impulsará un plan de ayuda humanitaria en el país para paliar la situación provocada por este conflicto. En una comparecencia en el palacio de la Moncloa tras cumplirse ayer el plazo de ocho días dado a Nicolás Maduro para que convocase elecciones, Sánchez ha hecho efectivo el reconocimiento a Guaidó. Y ha añadido que la legitimidad de Guaidó emana de su condición de presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legislativo surgido tras las últimas elecciones libres y democráticas reconocidas por el conjunto de la comunidad internacional.

«Es, en definitiva, el pueblo de Venezuela quien tiene que decidir en exclusiva su futuro; Venezuela debe ser dueño de su propio destino», ha repetido el presidente del Gobierno, que aseguró que España «va a estar a la altura de lo que se espera de ella .

Maduro: «El pueblo se está armando ya, sabe cómo defender»

A. ABELENDA

El mandatario no descarta la posibilidad de una guerra civil, carga contra Pedro Sánchez y  subraya que no acepta ultimátums de la UE ni «de nadie»

Nicolás Maduro no da un paso atrás y habla por los suyos, asegura que «el pueblo se está armando ya». «En caso de un conflicto local, regional o nacional, el pueblo sabe adónde ir, qué hacer, cómo defender», afirmó el mandatario bolivariano dejando en el aire la posibilidad de una guerra civil en Venezuela en la entrevista este domingo con Jordi Évole en Salvados.

La opción de una salida militar al conflicto al que ha conducido la aguda crisis que vive Venezuela desde hace más de cinco años está sobre la mesa de Trump, advierte un Maduro frontalmente interrogado por Évole, quien se desplazó el jueves a Caracas tras la autoproclamación de Guaidó como presidente y aseguró que en la entrevista con el mandatario bolivariano notó un ambiente de calma, «no la caída de un régimen».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La UE ampara a Guaidó y exige elecciones libres en Venezuela