Portugal rompe los esquemas para Eurovisión 2019 y se coloca entre los favoritos

Conan Osíris representará al país vecino con Telemóveis, una canción fusión que ya ha conquistado al público


Redacción

Cuando en el 2017 Salvador Sobral representó a Portugal en el festival de Eurovisión, muchos fueron los escépticos que afirmaron que una canción de ese estilo nunca podría ganar el festival. Amar pelos dois, un tema muy alejado del estándar pop que muchos atribuyen al concurso de música, consiguió sin embargo cautivar al público europeo (y no europeo) y llevar por primera vez el micrófono de cristal al país luso. Este año la historia podría repetirse, y es que el país vecino apuesta por un tema rompedor que fusiona varios estilos y que muchos ya comparan con la artista catalana Rosalía, no solo por lo experimental de su sonido sino también por la escenografía que presentan ambos cantantes.

De lo que podemos estar seguros es que Conan Osíris no dejará indiferente a nadie el próximo mayo en Tel Aviv, donde tendrá lugar la 64ª edición del Festival de Eurovisión, al igual que no dejó indiferente a nadie en el Festival da Canção. El lisboeta, cuyo nombre original es Tiago Miranda, consiguió la máxima puntuación del televoto y del público en el concurso luso y espera repetir hazaña en Israel entre el 14 y el 18 de mayo.

Portugal en Eurovisión

Los dos últimos años del país vecino en Eurovisión han sido la cara y la cruz de la moneda. Mientras en el 2017 Salvador Sobral conseguía el primer puesto en el festival celebrado en Kiev, al año siguiente Cláudia Pascoal acabó última en el certamen celebrado en Lisboa.

Los bajos de esta montaña rusa de posiciones son más comunes que los altos. De sus cincuenta participaciones, cuatro años (1964, 1974, 1997 y 2018) los portugueses fueron colistas, mientras que solamente consiguieron posicionarse una vez en el top 5 (con Salvador Sobral).

Suspenden la venta de entradas para Eurovisión por irregularidades

Alrededor de 300 de los mejores asientos han acabado en manos de famosos de los medios y el deporte y de los anfitriones de la gala

La emisora de radiodifusión estatal israelí Kan suspendió la venta de entradas para Eurovisión, que se inició el pasado jueves, tras detectar sospechas de «irregularidades», según informó la empresa pública.

Kan aseguró que ha detectado que alrededor de 300 de los mejores asientos han acabado en manos de famosos del mundo de los medios y del deportivo, incluidos los propios anfitriones de la gala, en vez de distribuirse entre el público general, informó el digital Ynet.

Las entradas salieron a la venta ante gran expectación el jueves pasado, únicamente a través del portal digital Leaan, al cual Kan ordenó que pare las ventas hasta averiguar qué ha ocurrido y solucionar las irregularidades y deficiencias.

Seguir leyendo

Comentarios

Portugal rompe los esquemas para Eurovisión 2019 y se coloca entre los favoritos