El automóvil apuesta por la electrificación en el salón de Ginebra

El Citroën AmiOne, el Seat el-Born o el Jaguar i-Pace, nuevo Coche del Año en Europa, protagonistas en la ciudad suiza

;
El coche más caro del mundo, en el salón de Ginebra 400 km/h es la velocidad que puede desarrollar este vehículo. Dicen que no corre, que vuela. Y su precio: 11 millones de euros

ginebra / e. especial

Ginebra se convierte estos días en la capital mundial del automóvil. Todas las tendencias en movilidad se pueden encontrar sobre la moqueta de los pabellones de Palexpo. Y es que las marcas han trabajado mucho para presentar en esta edición todas las posibilidades de movilidad que ofrecerá el automóvil en un futuro muy cercano.

Un buen ejemplo de ello es Peugeot que ha presentado una de las grandes atracciones del salón, el nuevo 208, su gran modelo de venta masiva, y que esta vez llevará todo tipo de motores incluida una versión cien por cien eléctrica además de las gasolina y diésel. Su competencia directa será el Renault Clío que también presentó su quinta generación en Ginebra con un interior totalmente renovado y que también anunció motores electrificados Full híbridos E-Tech.

Pero también son protagonistas en Ginebra los modelos cien por cien eléctricos pensados sobre todo para la movilidad urbana, es el caso del Citroën AmiOne que se colaba como la gran novedad, por su original diseño en un estand cargado con más de 100 años de historia.

El grupo Volkswagen, a través de todas sus marcas, también apostaba por la electrificación con el ID Buggy, lo mismo que su marca Premium Audi lo hizo con el Q4 E-Tron. Pero además Volkswagen nos dejaba una nueva generación, ya es la octava, de su berlina Passat y una versión deportiva de su SUV compacto T-Roc.

Pero fue Seat una de las que más atención acaparó dentro del grupo alemán con un genial el-Born, el primer Seat concebido como vehículo eléctrico que anunció su lanzamiento al mercado en el 2020. Seat crece a ritmo de dos dígitos en España y en Europa y quiere ahora engancharse a la electrificación para construir su futuro. La idea en Ginebra era poder ofrecer, como dice BMW, una alternativa de movilidad según las necesidades de cada cliente y para ello seguirán apostando por motores gasolina, diésel, híbridos enchufables y también eléctricos. Así se dejaba ver el nuevo serie 3 y el mastodóntico X7.

La hibridación llega para quedarse y prueba de ello es el Jeep Renegade y el Compass que ya cuentan con versiones enchufables con 50 kilómetros de autonomía, también Subaru presenta dos nuevos modelos y Kia hace lo propio con su gama. Uno de los aventajados en este tema de la hibridación es Toyota, que lleva años de ventaja a todos sus rivales, pero que en este salón dejaba también huella con un renovado Prius que, además, da un paso adelante incorporando un sistema de tracción total eléctrica capaz de activarse automáticamente cuando las condiciones del piso lo requieran para ayudar al conductor.

Kia, la marca coreana que ya dispone de vehículos eléctricos en su gama actualizaba uno de los pioneros, el Soul, ampliando su autonomía, además de versiones híbridas para su modelo Niro

Pero en Ginebra también había espacio para seguir soñando con motores de gran cilindrada y grandes deportivos como era el caso de Porsche, que presentaba el 911 cabriolet, el Macan S o las versiones T de sus 718. Lamborghini, Rolls Royce, Bentley y muchos carroceros lograban la atracción de todas las miradas.

GoodYear también mostró un nuevo neumático que servirá, al mismo tiempo, como hélice en los futuros coches autónomos voladores. Entre las marcas ausentes destaca Jaguar (que por cierto ganó con su modelo eléctrico i-Pace el título de coche del año en Europa), además de Land Rover, Volvo, Ford y Opel, que dejaron espacio libre en el recinto ferial suizo.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El automóvil apuesta por la electrificación en el salón de Ginebra