La Eurocámara exige poner fin al cambio de hora estacional en el 2021

La institución respalda por amplia mayoría la iniciativa, pero algunas capitales creen que es innecesaria


Bruselas

El Parlamento Europeo ha puesto esta mañana fecha para terminar con el cambio de hora estacional: 2021. Ni un año más ni uno menos. Con 410 votos a favor, 192 en contra y 51 abstenciones, el hemiciclo ha aprobado el informe de la eurodiputada sueca Marita Ulvskog, en el que se establece un calendario claro para preparar a los ciudadanos y a la industria ante el fin inminente del baile de manecillas.

Era un secreto a voces en Bruselas. Desde que más de cuatro millones de europeos, la mayoría alemanes, se pronunciaron a favor de acabar con esta práctica, la Comisión Europea convirtió la reclamación en su bandera para las elecciones europeas. Y la Eurocámara le ha seguido el juego a pesar de que los informes de expertos no arrojaron resultados concluyentes en torno al desequilibrio entre las ventajas de mantener el sistema (ahorro energético y ajuste al ciclo solar) y los inconvenientes (daños en la salud humana).

El próximo domingo, los relojes restarán una hora de sueño a todos los europeos, la misma que ganamos en el último domingo de octubre, cuando se hace el cambio al horario de invierto. La Eurocámara quiere ahora que los países de la UE opten definitivamente por uno de los dos horarios de la forma más coordinada posible a nivel regional para evitar distorsiones en el mercado único. Para eso han extendido una prórroga lo suficientemente extensa para que la industria se adapte. Y es que sectores como la aviación necesitan años para poder adaptar sus franjas horarias.

El problema es que muchas capitales recelan de la medida por las opiniones desiguales de sus expertos. Portugal la considera innecesaria, directamente. España no tiene claro si quiere seguir adelante con la propuesta. Y es que si opta por un horario de invierno, más favorable para el este de la Península, en las regiones más occidentales como Galicia, no amanecería hasta las diez de la mañana en verano. Holanda, Bélgica e Irlanda también se oponen a sacar adelante esta propuesta que el Parlamento Europeo ha respaldado hoy. Eso significa que la iniciativa, por muy popular que sea, podría quedar olvidada en los cajones del Consejo Europeo para siempre.  

Jorge Mira: «Si mantenemos el horario de verano en Galicia amanecerá a las diez»

sandra faginas

Prefiere que todo siga igual, no como los «homeópatas del huso, que creen que cambiándolo te mejorará la vida»

Jorge Mira (Baio, 1968), catedrático del departamento de Física Aplicada de la USC, es crítico con la nueva propuesta de Juncker de cambio de hora, al que acusa de haber abierto la caja de Pandora por hacer caso a una encuesta aprobada solo por el 1 % de los europeos. «Toda una irresponsabilidad», en su opinión, que ha hecho que afloren los «homeópatas del huso, aquellos que te dicen que cambiando el huso horario te va a mejorar la vida». Mira aún no sabe si formará parte del comité de expertos que asesorará al Gobierno en este tema: «De momento no me han llamado, pero hay posibilidad de que esté, no depende de mí».

Seguir leyendo

Comentarios

La Eurocámara exige poner fin al cambio de hora estacional en el 2021