La fiscalía avisa a los Óscar: excluir a Netflix podría violar las leyes antimonopolio

El departamento de justicia de EE.UU. advierte a la Academia de Cine del riesgo de redactar nuevas normas que supriman la libre competencia

Alfonso Cuarón, con los tres Óscar que ganó por «Roma», su película para la plataforma Netflix
Alfonso Cuarón, con los tres Óscar que ganó por «Roma», su película para la plataforma Netflix

La Voz / Redacción

La presencia de las películas de las plataformas en los premios Óscar sigue generando debate. El departamento de justicia de Estados Unidos ha lanzado una advertencia a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para hacerle saber que si está contemplando la posibilidad de cambiar sus normas para impedir que los filmes de los servicios de streaming puedan competir por la estatuilla dorado podría infringir las leyes antimonopolio.

La revista Variety ha tenido acceso a una carta escrita por el asistente de la Fiscalía General de EE.UU. para asuntos antimonopolio, Makan Delrahim, y dirigida a Dawn Hudson, directora ejecutiva de la Academia de Cine, en la que expresa su preocupación por el hecho de que se puedan redactar nuevas normas «de tal manera que se tienda a suprimir la competencia».

«En el supuesto de que la Academia estableciera determinados requerimientos de admisibilidad para los Óscar que eliminen la competencia sin una justificación favorable a la competencia, esa conducta podría provocar problemas antimonopolio», escribió Delrahim.

Esta carta llega después del intenso debate desatado dentro y fuera de la Academia por el cineasta Steven Spielberg en la última edición de los Óscar, donde la película de Alfonso Cuarón Roma, una producción de Netflix que apenas se estrenó en cines, era una de las favoritas. «Creo firmemente que los cines deben permanecer para siempre», subrayó Spielberg en apoyo a la distribución de películas para la gran pantalla. «No hay nada comparable con estar en una gran sala a oscuras al lado de gente que la que no has coincidido en tu vida», aseguró.

El director de La lista de Schindler se convirtió en impulsor de cambios en el seno de la Academia de Hollywood en relación a las cintas de streaming y su participación en los Óscar. «Steven siente profundamente la diferencia entre la situación del streaming y la de los cines», aseguró un portavoz de su compañía Amblin Entertainment, que también aseguró que el realizador estaría «contento» de que otros compañeros se unieran a su campaña para poder cambiar las reglas desde dentro de la Academia.

Spielberg forma parte de la junta de gobernadores de la Academia, el órgano que rige el funcionamiento de esta institución y que se reunirá el próximo día 23 para tener en cuenta las propuestas de sus miembros a la hora de hacer frente a los nuevos sistemas de distribución audiovisual.

En los últimos Óscar, Spielberg dio su respaldo a la película Green Book, que finalmente apeó a Roma, de Alfonso Cuarón para Netflix, en la categoría de mejor película. Su apuesta también ganó los premios de mejor guion original y mejor actor de reparto para Mahershala Ali. La cinta mexicana fue galardonada a mejor director, mejor fotografía (ambas para Cuarón) y mejor cinta en lengua no inglesa.

Los comentarios del director de Salvar al soldado Ryan se produjeron en un momento en que el que figuras de renombre dentro del mundo del cine como Martin Scorsese, Paul Greengrass o los hermanos Coen han empezado a trabajar con Netflix. El propio Spielberg se convirtió hace unos días en unos de los rostros más visibles de la nueva oferta de streaming Apple TV+, que se convertirá en la competencia directa de Netflix. Para esta nueva plataforma Steven Spielberg creará nuevos episodios de su serie clásica Cuentos asombrosos.

Apple saca la artillería pesada: así es el Apple TV+, su plataforma de series y películas

María Viñas

Los de Cupertino entran en tres sectores distintos: en el del periodismo (noticias y artículos de revistas), en el de los videojuegos y en el de los contenidos audiovisuales. El anti-Netflix Steven Spielberg anunció que hará contenidos para la plataforma

Apple exhibió músculo para hacer temblar a Netflix, líder del streaming, pero también a HBO y a Amazon Prime Video, y a la inminente plataforma de Disney que está por llegar. Generó expectativas y las cumplió todas, pero además lo hizo con fuegos artificiales: un envite difícil de igualar; mucho presupuesto y pesos pesados de la industria en su equipo. Por una vez, los de Cupertino optaron por dejar de lado los aparatos para centrarse única y exclusivamente en los servicios. El esfuerzo no fue en vano: en un abarrotado Steve Jobs Theater confirmaron que comulgan al cien por cien con el modelo de suscripción, presentando hasta cuatro propuestas distintas: inscripción mensual a revistas, una plataforma de videojuegos, una app de televisión que aglutina las principales cadenas y plataformas y -el plato fuerte- su particular servicio de contenidos en streaming, originales, exclusivos y con el listón muy alto.

Seguir leyendo

Comentarios

La fiscalía avisa a los Óscar: excluir a Netflix podría violar las leyes antimonopolio