Guaidó llama a los venezolanos a parar el país para derrocar el régimen chavista

Una joven ha fallecido tiroteada en las protestas. Es la segunda víctima en la nueva ola de manifestaciones

El presidente interino, Juan Guaidó, dirigiéndose a los manifestantes en Caracas
El presidente interino, Juan Guaidó, dirigiéndose a los manifestantes en Caracas

Caracas / Corresponsal

Durante la manifestación celebrada este miércoles en las calles de Caracas, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, hizo un llamamiento a sus seguidores a participar en una serie de paros laborales escalonados que terminarán en una huelga general en una fecha aún por determinar y destinada a paralizar el país y hacer caer el régimen chavista.

Si el martes trató de lograr que los mandos militares se sumasen a su movilización contra Maduro, este miércoles lanzó un órdago sobre otro sector: el de los empleados públicos, a los que desde hace varios días está intentando sumar a su causa.

El presidente de la Asamblea Nacional convocó de esta forma la operación Libertad Sindical, que sería el segundo paso tras la fallida operación Libertad. En esta línea, invitó a los empleados públicos venezolanos, «que se encuentran descontentos, ganando un salario mínimo de 10 dólares mensuales», a ir a sus trabajos con cintas azules en los brazos, como las que portaban los militares insurrectos el martes. «Si el régimen creía que habíamos llegado al máximo de presión se equivocaron», señaló el líder opositor.

Nuevos altercados

La presencia de Guaidó en la manifestación se produjo simultáneamente a nuevos altercados entre sus partidarios y las fuerzas del orden público, así como los denominados «colectivos» que estuvieron hostigando a las decenas de protestas que se dieron en Caracas y en varios estados del país, aunque sin el nivel de conflictividad que dejaron las concentraciones del martes, en las que solo en la capital venezolana hubo 69 heridos por la represión, y un joven de 24 años fue asesinado por fuerzas parapoliciales en Aragua, a 100 kilómetros de la capital.

El martes también se registraron al menos 25 detenciones, según el Foro Penal Venezolano, una oenegé de defensa de los derechos humanos, y una joven se encuentra desaparecida en el estado de Lara, tras ser secuestrada por fuerzas del orden, según la versión de la oenegé Funpaz.

Una nueva víctima

El miércoles se produjo una nueva muerte, la de una joven de 27 años que recibió un tiro en la cabeza durante una manifestación en Caracas. Guaidó se ha comprometido a que su muerte «le pese a quienes decidieron disparar contra un pueblo que decidió ser libre». También los opositores Leopoldo López y Lilian Tintori, que se han trasladado a la embajada de España, han denunciado el allanamiento de su casa por parte de agentes del régimen chavista, según informa Europa Press. 

Nueva estrategia de Guaidó

Guaidó, según el analista político Nehomar Hernández, intenta ahora reponerse, aunque sea a los puntos, a lo que significó no haber podido lograr una victoria por KO con el alzamiento militar; una insurrección en la que, según reconoció el propio presidente interino en una alocución difundida por sus redes sociales, fallaron piezas clave.

Esa es también la versión del comisionado especial de la Casa Blanca para Venezuela, Elliott Abrams, que este miércoles reiteró en varias entrevistas con diferentes medios de comunicación que los que habían firmado un pacto para garantizar la gobernabilidad de Guaidó ahora no se ponían al teléfono.

El presidente estadounidense Donald Trump dice seguir «muy de cerca» la situación en Venezuela y ha reiterado su apoyo al «pueblo venezolano y su libertad». El mandatario ha calificado como «terrible» la situación y ha subrayado que Estados Unidos «tiene muchas opciones abiertas».

«Es algo terrible. La gente muere de hambre. La gente se muere. No hay comida, no hay agua. Todo lo que está pasando es una situación terrible y estamos haciendo todo lo que podemos», ha afirmado en una entrevista para la cadena estadounidense Fox Business recogida por Europa Press. 

Ernesto Pascual: «Sería un suicidio mandar a la población de Venezuela a una guerra civil»

Pablo medina. R. P.
Pascual opina que el escaso apoyo militar hizo fracasar el alzamiento
Pascual opina que el escaso apoyo militar hizo fracasar el alzamiento

El analista y profesor de Estudios de Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya afirma que «la solución pacífica sería la deseable» con un diálogo que lleve a elecciones

Ernesto Pascual, profesor de Estudios de Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya, analiza las claves del pulso entre la oposición liderada por Juan Guaidó contra el régimen de Nicolás Maduro y dibuja los posibles escenarios para desbloquear la situación. «La solución pacífica sería lo deseable», insiste.

-Parece que el intento de derribar a Nicolás Maduro ha fracasado otra vez.

-Lo que estamos viendo hasta ahora es que hay una parte pequeña de las Fuerzas Armadas que apoya a Juan Guaidó. Hugo Chávez fue respaldado por 2.000 militares en su fallido golpe de estado de 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez. En principio solo un centenar estaban el martes con Guaidó y Leopoldo. Con esa cifra, las posibilidades de que prosperara, salvo que contará con una intervención extranjera para fomentar la participación en ese golpe, era complicada.

Seguir leyendo

Comentarios

Guaidó llama a los venezolanos a parar el país para derrocar el régimen chavista