Trump desautoriza a Bolton al minimizar la amenaza de Pionyang

Críticas por burlarse con Kim Jong-un del demócrata Biden

Donald y Melania Trump observan la competición de sumo junto a Shinzo Abe y su mujer, Akie
Donald y Melania Trump observan la competición de sumo junto a Shinzo Abe y su mujer, Akie

redacción / La Voz

En su segundo día de estancia en Japón, Donald Trump mantuvo los primeros contactos informales con Shinzo Abe mientras jugaban al golf y compartió con el anfitrión y sus respectivas esposas la final de un torneo de sumo en la arena de Ryogoku Kokugikan. «Fue una increíble noche de sumo», afirmó a los periodistas tras entregar con dificultad al ganador una copa de más de 27 kilos de peso.

Pero, a primera hora de la mañana, se dedicó una vez más a montar su propio espectáculo. A las 7.30 hora local de Tokio, disparó un mensaje en Twitter en el que rebatía a su asesor de Seguridad Nacional, el halcón John Bolton; reiteraba su «confianza» en un dictador, Kim Jong-un; minimizaba las últimas pruebas de misiles balísticos norcoreanas y se burlaba del demócrata Joe Biden. Todo en un solo tuit.

«También sonreí cuando Kim Jong-un llamó individuo de bajo coeficiente intelectual a Joe el Empantanado. ¿Quizás me estaba mandando una señal?», en referencia al «pantano» con el que Trump describe el exceso de burocracia y tráfico de influencias en el Capitolio, y que prometió eliminar con su llegada al despacho oval. El comentario del presidente tuvo lugar días después de las críticas de la agencia oficial norcoreana KNCA a Biden, del que dijo es un «imbécil desprovisto de cualidades elementales como ser humano». El tuit de Trump fue criticado incluso por medios conservadores como The National Review por entender que se estaba alineando una vez más con un dictador. La Casa Blanca salió al paso, pero para defender el comentario del presidente sobre su posible rival por la presidencia en el 2020. «Ambos líderes [Trump y Kim] parecen estar de acuerdo en su valoración del exvicepresidente Joe Biden», se limitó a decir la portavoz Sarah Sanders. 

En el mensaje de 280 caracteres también apunta que «Corea del Norte lanzó algunas armas pequeñas, que inquietaron a alguien de mi equipo y a otros, pero no a mí». Un día antes, su asesor John Bolton había reconocido por primera vez que las pruebas de misiles balísticos realizadas por Piongyang violan las resoluciones de la ONU. Los ensayos tuvieron lugar el 4 y 9 de mayo, pocas semanas después del fracaso de la cumbre entre Trump y Kim celebrada en Hanói.

Comentarios

Trump desautoriza a Bolton al minimizar la amenaza de Pionyang