Espinar opta a liderar Podemos «porque la pareja Iglesias-Montero no tiene futuro»

El secretario general ignora las críticas y adelanta al sábado el consejo ciudadano


Madrid / La Voz

El fracaso en las elecciones generales, en las que Unidas Podemos perdió un tercio de sus diputados, y el posterior descalabro en las municipales, autonómicas y europeas, donde se dejó mas de la mitad de sus votos, han hecho estallar una revuelta interna contra Pablo Iglesias e Irene Montero que llevaba tiempo gestándose.

Al cisma provocado por la fuga de Íñigo Errejón, que creó su propia plataforma con la alcaldesa en funciones de Madrid, Manuela Carmena, se une el ataque frontal a la pareja dirigente del partido por parte del exlíder de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, que exigió la convocatoria de una asamblea ciudadana, máximo órgano del partido, para proceder a un cambio de liderazgo ante «la crisis insostenible» de un partido «roto en pedazos».

Recuperar a los que se fueron

«Recuperar el rumbo y a los compañeros que hemos perdido por el camino es una premisa para reconstruir un proyecto de país», señala Espinar, considerado hasta hace poco uno de los hombres más cercanos a Iglesias, pero que abandonó el liderazgo en Madrid en desacuerdo con la decisión de la dirección de forzarle a liderar una candidatura alternativa a la de Errejón en lugar de buscar el consenso.

Aunque no cita por su nombre a ninguno de los dos, dispara directamente contra Iglesias y Montero en una extensa tribuna publicada en eldiario, en la que reclamó «un proyecto del pueblo en las instituciones» y no lo que denomina «una nueva élite política de izquierdas». A su juicio, los resultados de los últimos comicios y la exigencia de Iglesias de formar un Gobierno de coalición con el PSOE «apuntan una tendencia a ocupar un papel testimonial de un partido de izquierda mucho más que a ser una fuerza popular llamada a refundar España».

«La crisis de Podemos es insostenible. Hay espacio para nuestro proyecto político y Podemos puede tener futuro, pero los Iglesias-Montero no», aseguran fuentes cercanas a Espinar citadas por la agencia Efe.

Pero las duras críticas de Espinar a Iglesias no son un hecho aislado dentro de la formación. La ex secretaria general del partido en Cantabria, Rosana Alonso, acusó también al secretario general de haber convertido al partido en un «club de fans» gracias a sus decisiones «personalistas».

Silencio

Pero ni esas críticas ni el artículo de Espinar, que cayó como un jarro de agua fría en plena negociación para formar Gobierno, recibieron contestación desde la dirección de Podemos, que ha adelantado a este próximo sábado la reunión del consejo ciudadano estatal para analizar la situación del partido y tratar de minimizar el alcance de la rebelión interna que soporta. Noelia Vera, portavoz de la ejecutiva, señaló que la de Espinar es la opinión de «un militante más» y dijo que el partido está «ante un proceso de negociación con Sánchez y eso es lo que nos tiene que ocupar».

La intención de Pablo Iglesias, que está convencido de seguir contando con el apoyo mayoritario en la formación, es contrarrestar las críticas en el consejo ciudadano culpando de los malos resultados a la ausencia de liderazgos fuertes en los territorios.

El líder del Podemos ha laminado en cinco años a todos los disidentes

Gonzalo Bareño

Errejón, Bescansa y Alegre, fundadores de la formación, se apartaron con duras críticas a la dirección

Cinco años después, de los cinco fundadores de Podemos ya solo queda Iglesias en la dirección del partido. Juan Carlos Monedero, el único que permanece fiel al líder, tuvo que apartarse por el escándalo de sus supuestas asesorías a Gobiernos latinoamericanos, que nunca se han hecho públicas y por las que cobró 425.000 euros que declaró irregularmente a Hacienda.

 

Pero de aquella foto se han descolgado también los otros tres fundadores, abiertamente críticos con Iglesias y con la deriva a la que ha llevado al partido. Luis Alegre, predecesor de Espinar en la dirección del partido en Madrid, retornó a la universidad denunciando la existencia de un «grupo de conspiradores» que pretendía dejar fuera de Podemos a todos los errejonistas y que iban «a acabar con él [Iglesias] y con el partido». 

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Espinar opta a liderar Podemos «porque la pareja Iglesias-Montero no tiene futuro»