Francisco Serrano (Vox), de baja médica tras sus comentarios sobre La Manada

«Hasta un gatillazo podría terminar con el impotente en prisión», publicó en su cuenta de Facebook


agencias

El presidente del grupo de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, se ha cogido una baja médica de al menos 30 días por motivos de salud, que ha comunicado al Parlamento, tras el «linchamiento» que está sufriendo por su comentario en Facebook contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre La Manada. Serrano atribuye esas polémicas palabras a un «colaborador».

En un escrito de Serrano, al que ha tenido acceso Europa Press, ha señalado que está «de baja médica» para recuperarse anímicamente junto a su familia, «que ha vuelto a sufrir las consecuencias del linchamiento en prensa y redes sociales».

Serrano defiende el análisis «objetivo y jurídicamente riguroso» que publicó en su cuenta en Twitter sobre la sentencia del Tribunal Supremo, y en el que se reafirma, si bien añade que solicitó a un «nuevo colaborador que lo publicara también en Facebook, lo cual derivó en una publicación completamente ajena a mí y manifiestamente incorrecta en las formas».

En este sentido, Serrano afirma que las polémicas manifestaciones que se publicaron en su cuenta en Fabebook no las comparte y son ajenas a su persona. Como se recordará, esas manifestaciones se referían a que la sentencia del TS estaba «dictada por la turba feminista supremacista» o a que «si una mujer dice sí pero en cualquier momento posterior dice no, inclusive varios días después, el denunciado será condenado a prisión por violación»: «Hasta un gatillazo o no haber estado a la altura de lo esperado por la mujer, podría terminar con el impotente en prisión».

En el escrito de Serrano conocido este miércoles señala: «En relación a la publicación en mi página de Facebook donde se hizo una vergonzosa apología de la prostitución y otras gruesas expresiones, a estas alturas creo que es evidente para todos quienes me conocen, que en absoluto son expresiones mías porque no responden a mi estilo de escribir, de pensar, ni de hablar en público, ni tampoco en privado», ha señalado.

Añade que son ya cientos los mensajes que le llegan de personas que han detectado, que obviamente ese no es su «estilo» ni el de sus artículos y publicaciones, que sólo en Facebook tienen un alcance de más de medio millón de personas.

«Mi principal mérito en la política es no ser político, huyo de la corrección política, pero sé medir dónde está el límite con lo que resulta irrespetuoso», indica.

Asimismo, se muestra convencido de que ese «sector de la prensa» que ha proferido contra él «una batería de insultos y descalificativos jamás visto en España» y que no se «merece en absoluto, seguramente dirá que todo esto es un montaje, para así persistir en la mentira y la manipulación contra mi persona».

«No he sido yo quien ha escrito esas expresiones», recalca Serrano, quien afirma que el día en cuestión estaba de descanso y que no controló la publicación de esas polémicas manifestaciones al dejar el asunto en manos de un colaborador.

Serrano anuncia que en unos días quedará completamente desactivada, hasta nuevo aviso, su cuenta en Facebook. Agradece a sus compañeros de partido, a todos sus seguidores en las redes sociales y a su familia el «gran apoyo» recibido en estos días.

Por su parte, el grupo parlamentario Vox ha confirmado la baja medica de Serrano, apuntando que el voto será delegado a designación del Estatuto de los Diputados.

«No es abuso, es violación»: el Supremo eleva a 15 años la condena a la Manada

LA VOZ

Consideran los hechos ocurridos en los Sanfermines del 2016 como una agresión sexual (violación) con intimidación y no un abuso sexual con prevalimiento, como hicieron dos tribunales anteriores

El Tribunal Supremo ha elevado de 9 a 15 años de prisión la condena contra los cinco integrantes de la Manada al considerar los hechos ocurridos en los Sanfermines del 2016 como una agresión sexual (violación) con intimidación y no un abuso sexual con prevalimiento, como hicieron dos tribunales anteriores.  El alto tribunal ha adelantado el fallo de una sentencia que se hará pública próximamente, en la que modifican la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Navarra -que ratificó la anterior- y elevan la condena a 15 años para José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza y Antonio Manuel Guerrero, a quien además le imponen dos años más por robar el móvil de la joven madrileña de 18 años. El tribunal también incrementa a 100.000 euros el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Francisco Serrano (Vox), de baja médica tras sus comentarios sobre La Manada