Heridos cuatro guardias civiles de Lugo al detener a un conductor ebrio que se fugó en un control

Lograron capturarlo, pero emprendió una segunda huida tras zafarse de los agentes

Control de la Guardia Civil de Tráfico en una carretera gallega
Control de la Guardia Civil de Tráfico en una carretera gallega

lugo / la voz

Cuatro agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Lugo, dos de ellos pertenecientes a la unidad de Atestados, resultaron heridos cuando procedían a la detención de un conductor que se había dado previamente a la fuga en un control.

Los hechos ocurrieron cerca de las ocho de la tarde del viernes, cuando una patrulla que se encontraba realizando labores de vigilancia dio el alto en la carretera LU-760, a la altura del municipio lucense de Pol, a un conductor. Este hizo caso omiso a las señales de los agentes y, tras una persecución, fue localizado en Mosteiro, en el núcleo de Pol. Lo detectaron cuando el chófer descendió del turismo y emprendió su huida a pie tras ver a los guardias, que lo interceptaron y lo redujeron haciendo uso de la fuerza.

Posteriormente, cuando los agentes trasladaban al conductor al vehículo oficial, este los empujó y, tras zafarse de ellos, emprendió una nueva huida, siendo reducido después por los agentes de Atestados de la Plana Mayor del subsector, que se habían trasladado al lugar en apoyo a los compañeros. Estos también necesitaron hacer uso de la fuerza para detener al individuo.

Fruto del forcejeo, los cuatro agentes resultaron heridos de carácter leve y causaron baja para el servicio tras recibir asistencia médica en el hospital Polusa de Lugo.

El conductor detenido es Pablo Rodríguez Valiña, residente en la parroquia de Loentia, en Castro de Rei. Arrojó una tasa de 0,65 mg/l en la prueba de alcoholemia y fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil. Fue detenido por un delito por resistencia a los agentes de la autoridad y contra la seguridad vial, y posteriormente puesto a disposición judicial en el juzgado de guardia de Lugo.

Herido con corte en el cuello

Poco antes de las diez de la noche del sábado también se produjo un altercado en Mosteiro, en Pol, que se saldó con un varón herido después de que supuestamente otro le propinara un corte en el cuello con un vaso. Los hechos ocurrieron en un bar de la villa y fue el 112 quien requirió la presencia de la Guardia Civil. La persona agredida es José García Colmenares, que fue trasladado al PAC de Meira y horas más tarde al HULA. El agresor es Octavio Crecente Rodríguez.

Comentarios

Heridos cuatro guardias civiles de Lugo al detener a un conductor ebrio que se fugó en un control