Hablar por el móvil es como conducir borracho, dice la DGT

Casi 500 personas murieron el año pasado en accidentes causados por distracciones, la mayoría por usar el teléfono al volante

teléfono móvil, conductor, volante.El uso del móvil mientras se conduce es una de las causas principales de accidentes graves
El uso del móvil mientras se conduce es una de las causas principales de accidentes graves

Redacción / La Voz

Las distracciones al volante son la causa de uno de de cada cuatro accidentes mortales en las carreteras españolas. El año pasado murieron 446 personas en siniestros  cuya causa principal fue la pérdida momentánea de atención por parte de los conductores. Las distracciones han sido siempre uno de los grandes problemas para el tráfico, pero en los últimos años se han convertido en uno de los principales riesgos debido al uso indebido del teléfono móvil y la DGT ha programado esta semana una campaña especial de vigilancia para evitar distracciones.

La situación es tan grave que la propia Dirección General de Tráfico dice que hay estudios que advierten que utilizar el móvil al volante es lo mismo que conducir tras haber bebido alcohol. De hecho, las estadísticas revelan que el uso del móvil multiplica por cuatro la posibilidad de sufrir un accidente, un riesgo muy similar al de conducir borracho.

Tráfico recuerda que al igual que sucede con el alcohol, conducir usando el móvil provoca alteraciones en el conductor de un vehículo de forma que le hace perder la capacidad de mantener una velocidad constante, no guardar la distancia de seguridad suficiente y aumenta el tiempo de reacción ante situaciones de riesgo.

;
Jugando al cubo de rubik mientras conduce Pero hay más: Ojear papeles, acariciar al perro en el asiento de delante, liarse un cigarrillo, y por supuesto utilizar el móvil, que es la más común de todas.

Pero no solo el móvil provoca distracciones al volante. La DGT recuerda que en encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos, y que a 100 kilómetros por hora en ese tiempo se recorren 113 metros, y que hay muchos conductores que se distraen leyendo documentos mientras conducen o manejando el navegador del coche o simplemente hablando con los acompañantes.

El sueño y la fatiga son también dos causas de accidente por distracción, que provoca alcances traseros, salidas de la vía e invasiones del carril contrario.

Comentarios

Hablar por el móvil es como conducir borracho, dice la DGT