El aeropuerto más grande del mundo está en China

Tiene forma de estrella y está diseñado para 100 millones de pasajeros


Pekín

Viajar a la capital china tiene un nuevo aliciente: pisar el aeropuerto más grande del mundo de una sola terminal. Su nombre oficial es Pekín-Daxing, pero la prensa del gigante asiático ya lo ha bautizado popularmente como la estrella de mar.

La nueva mega estructura está diseñada a escala de las necesidades de la superpoblada China y también de su papel de superpotencia económica; por ello todas sus cifras rompen récords, incluido el estudiado diseño en forma radial.

Una única terminal de siete plantas, dos de ellas subterráneas, acoge a los viajeros. En total, 700.000 metros cuadrados construidos, a los que hay que sumar los accesos y las zonas de servicios.

La terminal tiene forma de estrella: en los cinco brazos están las puertas de embarque y los fingers de acceso a los aviones. La forma radial está diseñada para evitar largas caminatas por el interior. Desde el control de seguridad a la puerta más alejada de cada ala hay solo unos 600 metros y el desplazamiento se puede hacer en menos de nueve minutos. De esta forma se podrá acortar el tiempo de tránsito para enlazar vuelos nacionales e internacionales.

Es el primer aeropuerto del mundo en tener dos plantas dedicadas en exclusiva a las llegadas, una para vuelos domésticos y otra para internacionales, y dos a las salidas. También es el primero que tiene una estación de tren de alta velocidad en el subterráneo, además de conexiones con el metro.

La inversión también bate récords: en total suma 52.500 millones de euros, incluidos los accesos a la autopista y la estación del tren de alta velocidad. Más de 40.000 personas han trabajado en su construcción.

Pekín-Daxing es el segundo aeropuerto internacional de la ciudad y ha sido construido para descongestionar el Pekín-Capital, que ya es el segundo más transitado del mundo por detrás de Atlanta. De esta forma, la capital china entra en el club de ciudades que tienen más de un aeropuerto internacional como Londres, Nueva York o Tokio.

A 46 kilómetros del centro

Se ha construido al sur de la ciudad, a 46 kilómetros de la plaza de Tiananmen. Se espera que en el 2022 reciba a 45 millones de pasajeros al año; en el 2025, a 72 millones, y que llegue a los cien en el 2040. Está previsto que dentro de seis años entre los dos aeropuertos den servicio anualmente a más de 170 millones de viajeros.

Nudo de comunicaciones

Su localización fue criticada al principio por estar alejada del centro de la capital. Pero las autoridades pretenden que el nuevo aeropuerto se convierta en un nudo de comunicaciones de la gran región metropolitana que se quiere desarrollar, y que unirá Pekín con la ciudad de Tianjin y la región de Hebei. Será una gran megalópolis, conocida como Jingjinji, de más de 130 millones de personas.

El tren de alta velocidad conecta en 20 minutos la nueva terminal con la estación de tren Pekín Oeste. También hay una línea directa a la ciudad de Tianjin y otra que conecta los dos aeropuertos.

El diseño futurista es obra de la arquitecta Zaha Hadid, que murió en el 2016 de un infarto sin ver su obra terminada.

Es una estructura de acero diáfana con mucha luz natural. Los espacios interconectados alrededor de un patio central y los jardines exteriores están inspirados en la tradición china. La terminal albergará más de setenta restaurantes y cafeterías, junto a tiendas de 36 marcas internacionales.

Está diseñado para ser eficiente energéticamente. Recogerá el 100 % del agua de lluvia y cuenta con un sistema de placas fotovoltaicas en el techo para generar electricidad.

El nuevo aeropuerto fue inaugurado a toda prisa por el presidente Xi Jinping el pasado 25 de septiembre, en vísperas de las celebraciones del 70 aniversario de la proclamación de la República Popular de China.

Comentarios

El aeropuerto más grande del mundo está en China