Un programa de gobierno que dispara el gasto social sin concretar los ingresos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Juan Carlos Hidalgo

Más prestaciones, derogación de la reforma laboral y renta mínima pese a la necesidad de ajustar 6.600 millones

08 ene 2020 . Actualizado a las 08:28 h.

La polémica en torno a los acuerdos suscritos por el PSOE con ERC y el PNV para garantizar que Pedro Sánchez alcanzara la presidencia del Gobierno ha monopolizado prácticamente el debate de investidura, lo que ha dejado en un segundo plano las medidas contempladas en el programa de gobierno de coalición con Unidas Podemos. Pero, una vez constituido el nuevo Ejecutivo, el foco principal se sitúa en las consecuencias que tendrá para todos los españoles la puesta en marcha de las medidas de un programa que eleva el gasto social sin concretar demasiado en el capítulo de ingresos, a pesar de que España, según el pacto fiscal con la Unión Europea, debe hacer un ajuste de 6.600 millones de euros este año. El acuerdo es casi una enmienda a la totalidad de las principales reformas económicas de Mariano Rajoy. Y, para sacarlo adelante, el Ejecutivo, que cuenta con el respaldo de solo 155 diputados, deberá negociar cada medida. Ni ERC, ni EH Bildu, que han permitido su investidura, garantizan el apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez

Contrarreforma laboral

Nueva subida del salario mínimo. «Derogaremos la reforma laboral», se asegura en el acuerdo, frente al compromiso electoral de Sánchez de «modificar» solo los aspectos «más lesivos. Se propone acabar con la primacía de los convenios de empresa sobre el sectorial y prolongar la vigencia de este último hasta que se negocie uno nuevo. Se derogará el artículo que permite despedir a trabajadores por acumulación de bajas médicas y se reducirá la capacidad de los empresarios para modificar unilateralmente condiciones laborales y salario. La otra medida estrella en materia laboral es una nueva subida del salario mínimo, que ya se incrementó en un 22 % en el 2019, con el objetivo de situarlo en 1.200 euros, aunque no se establece un calendario para ello. 

Ingreso mínimo vital

Entre 6.000 y 10.000 millones. El Gobierno pretende instaurar un ingreso mínimo vital como prestación de Seguridad Social, que comenzará por aumentar la prestación por hijos a cargo para familias vulnerables, para llegar luego a garantizar una renta a todas las familias sin ingresos o con ingresos bajos. La renta podría oscilar entre los 580 y los 850 euros al mes en función del número de hijos. Aunque no se desglosa el coste, cuando el PSOE planteó una media similar en el 2015 lo cuantificó en 6.000 millones de euros, que Unidas Podemos eleva a 10.000 millones.