Ribera sobre el adiós del presidente de REE: «Si no está cómodo, es comprensible que se vaya»

F. Fernández LA VOZ

ACTUALIDAD

David Zorrakino

Niega las injerencias que denunció Jordi Sevilla, al que atribuye «una gran capacidad expansiva en términos de comunicación»

31 ene 2020 . Actualizado a las 08:44 h.

A bofetadas (virtuales). Así parece haber acabado la relación entre el último presidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, y la ministra para la Transición Energética y una de las vicepresidentas del Gobierno, Teresa Ribera, que le ha dedicado unas duras, aunque elegantes, palabras. Así, lo ha calificado como «un señor al que conocemos todos, con una gran capacidad expansiva en términos de comunicación, y si no se siente cómodo en el contexto regulatorio que dice, quizá es comprensible que se vaya». O sea, que Ribera le llama bocazas de forma muy elegante.

Sevilla dimitió el martes como presidente de REE. Entre los motivos alegados, las discrepancias con las instrucciones regulatorias que le llegaban del ministerio. Diferencias aireadas en una carta dirigida a los miembros del consejo de administración del operador del sistema eléctrico que no le han gustado un pelo a la ministra. De hecho, Ribera ha negado que ella haya influido en esa decisión: «Tenemos mucha rumorología, pero jamás ha habido una injerencia por parte de esta ministra».

Ribera ha agradecido a Sevilla su esfuerzo por intentar consolidar la empresa, que ha calificado como una de las «joyas de la corona» del Ibex 35, y ha sostenido que REE necesita una relación fluida con el Gobierno. Ahora «lo más importante es que esta empresa, en pleno proceso de cambio, de apertura y de introducción de nuevas actividades, recupere la tranquilidad», tras la salida de Sevilla, que ha calificado de «particularmente llamativa».