El choque entre Pelosi y Trump evidencia la fractura política en Estados Unidos

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ACTUALIDAD

Por 52 a 48 votos Trump ha sido absuelto en la primera votación del impeachment, la del delito de abuso de poder

05 feb 2020 . Actualizado a las 22:24 h.

El Senado de Estados Unidos, de mayoría de republicana, absolvió hoy al presidente del país, Donald Trump, del cargo de abuso de poder por presiones a Ucrania en la votación final del juicio político.

Antes, el presidente Donald Trump aprovechó la fractura que ha generado su juicio político en el Congreso para impulsar su campaña de reelección con un discurso sobre el estado de la Unión que fue como un «caramelo» para sus votantes y todo un revulsivo para la oposición demócrata. 

Ante los mismos senadores que este miércoles votarán para, a todas luces, absolverle de los cargos políticos que enfrenta por sus presiones a Ucrania, Trump esquivó cualquier mención al impeachment», pero la tensión que ha ocasionado ese proceso de destitución flotó en el aire durante todo el acto. Su intervención ahondó la brecha partidista e incluso provocó que varios demócratas se marcharan en mitad del discurso, sí sorprendió a muchos al seguir el modelo del expresidente Bill Clinton en 1999 y no hablar directamente de su juicio político.

Tensión con Pelosi

El ejemplo más gráfico estuvo en su interacción con la demócrata Nancy Pelosi. Como presidenta de la Cámara Baja, Pelosi tenía reservado un lugar de honor detrás de Trump en el hemiciclo, y cuando este le entregó una copia del discurso al llegar, la líder demócrata le extendió la mano, pero el mandatario se giró sin estrechársela. Acto seguido como exigen las normas, presentó al orador con un escueto:«Miembros del Congreso, el presidente de Estados Unidos», evitando el tradicional «tengo el gran privilegio y especial honor de presentarles al presidente».

Al terminar la alocución de Trump, Pelosi agarró su copia del discurso, que había leído atentamente durante la sesión, y la rompió en dos a una altura suficiente para que la captaran las cámaras de televisión, en una señal de su amarga relación con el inquilino de la Casa Blanca. 

Cuando los periodistas le preguntaron luego por qué lo hizo, Pelosi respondió que le pareció «lo más cortés que podía hacer» después de ese «discurso tan sucio».

Logros económicos y «show»

En su tercer discurso sobre el Estado de la Unión, Trump ha sacado pecho de sus políticas económicas, a la vez que ha atacado a todas aquellas personas que cruzan la frontera con México de manera ilegal, prometiendo además una legislación con la que poner fin a la atención sanitaria que, ha dicho, se le brinda de manera «gratuita» a los «extranjeros ilegales». Sobre su proyecto bandera para combatir la entrada de inmigrantes indocumentados, aseguró que para principios del próximo año el muro fronterizo con México tendrá más de 800 kilómetros construidos.

Trump ha dicho, que con él al frente de la Casa Blanca la «economía está mejor que nunca». «Desde las elecciones, hemos creado 2,4 millones de nuevos empleos. Las solicitudes de desempleo han alcanzado su nivel mínimo en 45 años. El desempleo de los afroestadounidenses se encuentra en la tasa más baja jamás registrada y el desempleo de los hispanoamericanos también ha alcanzado los niveles más bajos de la historia», ha recalcado.