La distribución se defiende, pero elude responder al presidente

Acusan a los críticos de «desconocer la realidad de nuestra economía» al no tener en cuenta el trabajo de los intermediarios


Justo la misma tarde en la que el ministro de Agricultura, Luis Planas, se reunía con representantes de Carrefour en el marco de la primera ronda de encuentros previstos con la distribución, y después de que los agricultores que salieron a la calle en Madrid acusaran a estos intermediarios de multiplicar los precios de sus productos hasta ocho veces, el presidente Pedro Sánchez lanzaba un mensaje a las grandes cadenas desde Bruselas al invitarles a hacer autocrítica sobre los precios de los productos agrícolas. Pero ninguna arremetió directamente contra las palabras del jefe del Ejecutivo y todas se ciñeron a las declaraciones de los colectivos en los que están agrupadas: Anged (Carrefour, Eroski o El Corte Inglés); Asedas (Mercadona, Dia, Ifa, Covirán, Froiz, Gadis o Alimerka) y Aces (Auchan retail, Grupo Carrefour, Lidl, Supercord, Alcampo, Grupo Eroski). No tardaron en responder.

«Las grandes superficies no compran directamente al agricultor individual, sino fundamentalmente a cooperativas o sociedades agrarias de transformación (SAT) o a industrias que ofrecen el producto ya transformado, tal como se presenta en las tiendas, a las que se paga, como es lógico, precios sensiblemente superiores a los fijados en las alhóndigas u otros esquemas de comercialización en origen», apuntó el presidente de Aces, Aurelio del Pino, quien añadió que comprar precios de origen y destino olvidando lo que ocurre en medio es desconocer la realidad de nuestra economía y la cadena de valor.

Desde Asedas añadieron que el debate no puede ceñirse a un único actor porque en la formación de los precios de los productos procedentes del campo influyen factores tan diversos como la climatología, las cosechas, la relación entre oferta y demanda o el contexto geopolítico. Y desde Anged recordaron que la solución a los problemas estructurales del campo requiere el compromiso de muchos actores.

Un 52 % va a la exportación

Pero más allá de estas declaraciones, colectivos como Asedas dieron el dato de que del aproximadamente el 20 % de la producción que se deriva al mercado interno, solo un 8 % lo absorbe la distribución organizada, aunque esta estimación no tienen base en ninguna estadística oficial. Desde Anged jugaron con otros porcentajes, también estimados, como el de que el 52 % de la producción agraria española se destina directamente a la exportación. El resto va repartido a partes iguales a la industria transformadora y al comercio interior. No hay que olvidar que la restauración consume en torno al 10 % de la producción. En el caso de fruta y verdura, hasta un 9 % se comercializa en mercados o comercio tradicional y un 11 % en supermercados o hipermercados.

Medio Rural exige cambios legislativos para garantizar rentas dignas al campo

m. alfonso/ m. cedrón

El conselleiro cree que no es momento de buscar culpables, aludiendo a las declaraciones de Sánchez

Galicia tiene un sinfín de productos agroalimentarios de calidad. Y sus agricultores y ganaderos merecen percibir unos precios justos por ellos. Esa es al menos la opinión del Conselleiro de Medio Rural, José González, quien ayer exigió al Gobierno central que acometa las reformas legislativas que sean necesarias para que el sector del campo perciba unos precios dignos. «Non é o momento de buscar culpables», argumentó el titular de la consellería en referencia a las declaraciones del presidente Pedro Sánchez, de que la distribución debe hacer autocrítica por los precios bajos que afectan al sector agrario. Para González es el momento de legislar, de transponer todas las normativas europeas a la legislación española. Un trámite que urge «porque se están incrementando os custes de produción e a suba do salario mínimo interprofesional tamén se está notando», añadió.

Seguir leyendo

Comentarios

La distribución se defiende, pero elude responder al presidente