El Gobierno vasco negocia con Sánchez excepciones al cerrojazo en su comunidad

Defiende que se puede mantener parte de la actividad afectada por el decreto del domingo 29


Redacción

El Gobierno vasco negocia con el de Pedro Sánchez para poder reinterpretar de forma flexible el decreto de paralización de actividades no esenciales del domingo 29. El ejecutivo de Vitoria busca, en la práctica, poder mantener una parte de la producción industrial en la comunidad autónoma. 

En la conferencia de presidentes previa a la publicación en el BOE del controvertido texto legal, se plantaron dos líderes autonómicos: Urkullu y Feijoo, preocupados por los devastadores efectos que podría tener en la economía. El titular de la Xunta reclamó entonces un «cierre ordenado» y aplicar excepciones a la paralización. El mandatario vasco -cuyo partido es sostén parlamentario de la coalición entre PSOE y Unidas Podemos- se pronunció en términos parecidos y pidió sostener una «actividad industrial al ralentí». Y no tiró la toalla.

Según informa El Correo Vasco, la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, ha desplegado una «intensa actividad» de conversaciones bilaterales con el Ministerio de Industria.

Tienen dos objetivos: el primero, afinar la definición de actividades esenciales y esclarecer cuáles son las empresas proveedoras que tampoco tendrían que parar. El segundo, conseguir una definición precisa de cuál es el límite de la actividad «indispensable» que permite el decreto. En opinión del Ejecutivo vasco, con la literalidad del decreto, la industria pesada no tendría que parar e incluso podría aumentar la producción: no paran los fines de semana. 

Los expertos avalan un plan contra el COVID-19 por territorios

Pablo Gómez Cundíns

La evolución del COVID-19 en Galicia o Madrid exige medidas y planes de futuro adaptados

¿Y si Galicia se recupera antes que Madrid? Del mismo modo en que en la fase de contención China, Italia y Estados Unidos, entre otros, acometieron acciones adaptadas territorialmente en función de la afectación del COVID-19, España debería articular soluciones diferentes para comunidades autónomas castigadas de diferente manera por la crisis del coronavirus.

Al menos, eso es lo que asumen los expertos, que abren la puerta a la posibilidad, por ejemplo, de que Galicia, Asturias, Murcia y Andalucía pudiesen salir, con matices, del confinamiento total antes que otras zonas de España como Madrid, Cataluña, La Rioja, el País Vasco o Navarra.

Seguir leyendo

Comentarios

El Gobierno vasco negocia con Sánchez excepciones al cerrojazo en su comunidad